Síguenos

Area Metropolitana

En un 90% la contingencia ambiental ha registrado indicador amarillo y verde

Publicado

el

En un 90% la contingencia ambiental ha registrado indicador amarillo y verde

Solo durante unos pocos días se registró un indicador naranja, en dos estaciones de monitoreo de la calidad del aire, en lo que va corrido de la primera contingencia ambiental de este año, que se prevé irá hasta el 10 de abril. Los demás días estuvieron en verde y amarillo, lo que significa que estamos respirando un buen aire. Una muy buena noticia para el Valle de Aburrá y sus habitantes.

Este primer episodio de calidad del aire, que ocurre en medio de una pandemia que aún no termina y que tiene en proceso de regreso a la normalidad a la ciudadanía, la ha hecho completamente atípica y diferente a las demás que se han presentado en el Valle de Aburrá, a lo largo de los años.

Como ya es sabido, dos veces al año, este valle presenta condiciones meteorológicas que se suman a las geográficas, topográficas y que producen un estancamiento de los contaminantes en la atmósfera, donde los vientos no circulan con suficiente fuerza para dispersarlos, debido a que nos encontramos en un estrecho valle, rodeado de altas montañas.

Se identificó el impacto real de los incendios forestales como factores externos que afectan negativamente la calidad del aire del Valle de Aburrá.

Uno de esos momentos ocurre en los meses de febrero a abril y el segundo episodio se presenta entre octubre y noviembre. Esta situación, que enrarece el ambiente, obliga a tomar medidas preventivas para cuidar la salud de las personas y la calidad del aire que se respira en los diez municipios de esta metrópoli.

La gestión del episodio de calidad del aire de este 2021 ha dado muy buenos resultados. En más de un 90% las estaciones de monitoreo registraron índices de calidad del aire en verde y amarillo.

La gestión del episodio de calidad del aire de este 2021 ha dado muy buenos resultados. En más de un 90% las estaciones de monitoreo registraron índices de calidad del aire en verde y amarillo.

Esto es una problemática que no cambiará mientras sigamos utilizando automotores y tengamos fuentes fijas como son las industrias, pero que si podremos mitigar sus efectos si todos y todas contribuimos en aportar a un mejor aire.

En esta oportunidad el fenómeno de la Niña jugó a favor, debido a que las fuertes lluvias que se presentaron alcanzaron a limpiar la atmósfera, y evitaron que las estaciones de monitoreo registrarán Índices de Calidad del Aire (ICA) negativos. Y por supuesto, a esto se suma la pandemia, lo que no impidió que desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, se aplicarán los protocolos correspondientes.

Todos podemos contribuir a tener un mejor aire. Utilicemos transportes limpios como la bicicleta, caminemos y trabajemos desde casa.

Todos podemos contribuir a tener un mejor aire. Utilicemos transportes limpios como la bicicleta, caminemos y trabajemos desde casa.

Lea también: ¡Conozca las placas! Un vehículo y 4 motos con reporte de hurto fueron recuperadas en las últimas horas en el Área Metropolitana

Uno de los temas que se logró identificar y comunicar, son los efectos externos que afectan nuestro medio ambiente. “No se había evidenciado el real impacto de los incendios forestales ocurridos en otras regiones del país, y en otros países como Venezuela, e incluso Australia, como ha sucedido en otras oportunidades. Esto nos permitió identificar que la carga contaminante de la quema de la biomasa era de más de un 40 o 45 por ciento, y por ende los mayores causantes de un ICA naranja que se presentó en algunos días, en esta ocasión”, explica el director Juan David Palacio Cardona.

El fenómeno de la Niña, con sus precipitaciones nocturnas, y la pandemia, han contribuido positivamente en mejorar el ICA.

Desde la entidad se entrega un balance muy positivo frente a la atención de este primer episodio. “El 90 o 95 por ciento de las estaciones estuvieron en verde y amarillo. Y logramos disminuir los niveles de concentración con las medidas restrictivas para el transporte de carga”, destacó Palacio Cardona, quien agregó que lo que, si es claro, es que cada episodio de contingencia atmosférica en el Valle de Aburrá, es diferente y debe abordarse bajo un riguroso análisis de las condiciones y circunstancias particulares de cada momento.

Si bien es cierto que esta región es la primera que cuenta con un instrumento muy importante y valioso para la atención de estos episodios de afectación a la calidad del aire, llamado POECA, en esta ocasión no fue necesaria la aplicación de todos los protocolos, pero sí de algunos, como el pico y placa al transporte de carga.

En esta oportunidad se aplicaron los protocolos de acuerdo con las circunstancias particulares, y se redoblaron varias acciones.

En esta oportunidad se aplicaron los protocolos de acuerdo con las circunstancias particulares, y se redoblaron varias acciones.

Vale la pena aclarar, que esta medida restrictiva no se extendió a los vehículos particulares debido a la vigencia de las medidas de bioseguridad que se aplican en todo el territorio nacional para evitar el contagio de la COVID-19, y las aglomeraciones en el transporte público. Y, además, porque en algunos momentos se encontró que la circulación de automotores estaba entre un 12 o 13 por ciento menos del acostumbrado.

Los protocolos de atención del POECA se han aplicado de acuerdo con las realidades del territorio y las realidades mundiales.

“Si bien es cierto que tenemos un protocolo para la gobernanza, este requiere ajustes de acuerdo con la realidad de nuestro territorio y las realidades mundiales”, manifestó el directivo del Área Metropolitana. De igual manera, se continuo con el ejercicio comunicacional para informarle a la ciudadanía de manera clara, oportuna y precisa como avanza este periodo de contingencia atmosférica en este valle, aclaró el director.

El 10 de abril termina la contingencia atmosférica, y está llegando a su fin el fenómeno de la Niña, entraremos a la temporada invernal.

El 10 de abril termina la contingencia atmosférica, y está llegando a su fin el fenómeno de la Niña, entraremos a la temporada invernal.

En la gestión del episodio de calidad del aire se han realizado y aumentado los operativos de control a las fuentes fijas y fuentes móviles en articulación con las diez administraciones locales. Es así como se realizaron 13 operativos de control a fuentes fijas, 198 visitas de control a las industrias, 856 operativos de control a las fuentes móviles, 10.906 mediciones a fuentes móviles, de las cuales el 29% fueron rechazadas. Todo esto con el propósito de contribuir al mejoramiento de la calidad del aire.

Aún faltan unos días, para finalizar este episodio, y se continuará en estado de prevención realizando los monitoreos y los controles, necesarios a las fuentes fijas y móviles.

El fenómeno de la Niña está llegando a su fin, entre tanto continuarán las lluvias en la tarde y la noche. Y luego pasaremos al periodo invernal que se presenta en el mes de abril. De acuerdo con la subdirectora Ambiental del Área, Ana María Roldán, está lloviendo en un 25% más de lo acostumbrado, por ello es importante que la ciudadanía reporte las emergencias de manera oportuna, con el fin de atenderlas en el menor tiempo posible y evitar problemas mayores.

También, desde el Área Metropolitana se hace un llamado a la ciudadanía para que utilice transportes limpios como la bicicleta, evite utilizar el automóvil particular, siga trabajando desde casa; y a las empresas para que promuevan el teletrabajo, estas pequeñas acciones individuales contribuyen a que este Valle de Aburrá cuente con un mejor aire.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram