Síguenos

Opinión

Congresista Nicolás Echeverri insiste en la protección ambiental con la construcción de carreteras

Publicado

el

juan guillermo cardona

juan guillermo cardona

“El cambio climático exige detener los negativos impactos ambientales que se ocasionan en la construcción de carreteras y vías en el país”: Ecocongresista Nicolás Alveiro Echeverri Alvarán.

El Congresista antioqueño, miembro de la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, Nicolás Albeiro Echeverri Alvárán, llamado el Econgresista por su férrea defensa del medio ambiente, ha venido luchando por sacar adelante un proyecto de Ley por medio del cual se establezca la obligatoriedad de Estudios de Impacto Ambiental “confiables y detallados” para la construcción de vías y carreteras en el país y poder así detener los graves impactos y el grave deterioro ambiental que se ocasionan con estas obras.

“He venido insistiendo, insisto e insistiré en lograr la aprobación del proyecto de Ley radicado en este sentido- dice Echeverri Alvarán – porque es muy preocupante el enorme y adverso impacto que las vías causan al medio ambiente con la alteración de la biota, desestabilización de los suelos y los consiguientes derrumbes y deslizamientos con enormes pérdidas de vidas y de recursos; la alteración socioeconómica de los entornos, procesos migratorios inducidos por el cambio de valor de las tierras, cambios en los usos del suelo que inducen destrucción o ataques severos a la biodiversidad; alteración de los cauces y cursos del agua motivando la extinción de nacimientos o generando riadas destructoras. La biodiversidad natural al ser modificada con la construcción de vías fragmenta el ecosistema, el hábitat de las especies e interrumpe sus ciclos y movimientos reduciendo su espacio vital y muchas veces lleva a la extinción.”

Advierte y argumenta el congresista Echeverri que cuando se permite el trazado y la construcción por zonas de recarga de acuíferos y por retiros de ronda de los nacimientos de agua, la consecuencia no es otra que la desaparición de esos nacimientos.

A los estudios de impacto ambiental relacionados con vías, les falta rigor, muchos son documentos sin profundidad, carentes de detalles y presupuestos, en general, ignoran lo mandado en la Convención de Biodiversidad, ratificada por Colombia mediante ley 165 de 1994. Esos estudios deben ser rigurosos en lo atinente a los impactos a la biodiversidad, principalmente de fauna, es necesario fijar un corredor mínimo de 2 kilómetros, pero que podría incrementarse.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expidió la Resolución 0751 de marzo 2015, por medio de la cual se fijan los términos de referencia para Estudios de Impacto Ambiental en Vías, pero por parte alguna aparece restricciones y obligaciones como las propuestas por Echeverri Alvarán. Además, en la mayoría de las veces los Planes de Manejo de los Estudios de Impacto Ambiental no se cumplen, por lo que quedan como un documento-requisito, sin valor real de ejecución.

Con los argumentos del Econgresista queda claro que es urgente expedir una ley, con toda fuerza, que impida, desde ahora y para siempre, que las vías, tan necesarias, nos priven del agua, que es el recurso esencial a la vida. Es el momento de las vías sostenibles. Pero también es necesario establecer de manera clara responsabilidades, tanto a los diseñadores, como a los constructores, como a las entidades del Estado y como a los autores de los EIA por las violaciones

El proyecto de Ley su objeto es muy concreto, conexo y claro, todos en la búsqueda de un plan de carreteras que haga que estas infraestructuras, tan necesarias para el desarrollo del país, se logren de manera sostenible, en armonía con la biodiversidad, la conservación del agua y la prevención de impactos, merced a Estudios de Impacto que por omisión o de manera deliberada, puedan presentarse. Será una herramienta eficaz para avanzar en las vías sostenibles que reclama la adaptación y mitigación al cambio climático y nuestro compromiso con el mundo.

“Cada especie que se extingue en un ecosistema, es un eslabón menos en la cadena de la vida, como lo expresaba el Jefe Seatle, en su inolvidable Carta de la Tierra”, argumenta Echeverri Alvarán como parte del Movimiento Conservadores de Vida que aspira a su reelección a la Cámara por el Partido Conservador, con el número 114 en el tarjetón.

Publicidad
Publicidad

Medellín