in

Climaterios hormonales

Por: Yoko Monroy Pardo

yoko monroy tantra

La palabra climaterio proviene del griego climater que se utiliza para significar escaleras, ha sido utilizado por la ciencia para definir el periodo de transición entre la etapa reproductiva de la mujer hasta llegar a la menopausia. Este tiempo en la vida femenina puede durar entre 1 año, antes de su último periodo menstrual, y hasta un año después, según los expertos.

Es causado por la baja producción de estrógenos, que a la postre termina con el cese funcional de los ovarios. Muchas mujeres describen comúnmente entre los síntomas emocionales: momentos de ansiedad, irritabilidad, cambio en el estado de ánimo, falta de sueño entre otras.

No debo recordarles que de medicina sé lo que mi pequeño sobrino sabe de agujeros negros. Y cuando hablo de agujeros negros, me refiero a los del espacio y no a los de la comunidad del anillo. Pero mi promesa con esta columna, fue la de mezclar la picardía de la sexualidad y acercarla a la estrategia política.

La sexualidad ha estado íntimamente relacionada al poder y la política en el transcurso de la historia, incluso al punto de escribirse nuevos y grandiosos capitulos de ella dejando un polvero en el camino.

Para efectos mucho más prácticos, y solo para uso a manera de símil en esta columna, entenderemos como climaterio hormonal todo aquel cambio en el estado de comportamiento que genere inestabilidad emocional causado por una fuente externa.

Traducción contemporánea de climaterio versión “Tantra”: sensación que le produce a la mayoría de los político leer el trino de un contradictor, una mención de un trol o una noticia de relevancia.

Lea también  Del fracaso el 15 de noviembre al aquelarre del 14 de febrero

La era digital ha convertido la información y la desinformación en inmediatez. Desde un teléfono se captura, edita, produce y emite contenido, en muchos casos y de manera lamentable carente de veracidad o editoriales disfrazadas de información.

Sin embargo el verdadero fondo de esta columna es poner en evidencia como un climaterio causado por la motivación generada por un tercero, puede hacer demasiado daño a cualquier carrera política. Incluso, muchas de las acciones estratégicas están basadas en promover la desestabilización de manera directa o indirecta y leer la forma como reacciona el político de turno.

Los memes, las noticias falsas y los titulares sacados de contexto son una parte importante de este tipo de táctica. Sin embargo aunque nadie puede controlar que estos ataques lleguen, lo que sí se puede trabajar es la forma de actuar ante la provocación.

El afán de los clics, el sentir parcialmente equivocado en que la totalidad del universo electoral se vive en Twitter o Facebook y la necesidad de tener una supra imagen en el mundo digital, son algunas de las tentaciones que hacen que se cometan errores de características mayúsculas en las carreras políticas.

He tenido que ver la caída de figuras prometedoras y de lideres posicionados por no tener la inteligencia emocional para afrontar situaciones o motivaciones que a la postre han minado su camino.

Lea también  Matoneo: Regreso al colegio

Un ejemplo muy común es caer en incoherencias tan solo por querer hacer parte de tendencias o procurar conversación digital, comentar una noticia para agradar un sector de la “opinión” o atacar a un personaje para buscar solidaridad en enemigos comunes.

Es importante entender que todo ataque o motivación solo puede tener respuesta o acción si está enmarcado en una estrategia. El monitoreo y la evaluación de cada situación es el principio de todo, responderse el por qué y el para qué es prioritario, y si luego entender si esas respuestas aunque sean en principio positivas, van de la mano de las líneas fundamentales de la estrategia de campaña o gobierno.

Un personaje que todo el tiempo habla de «no agresión» y de «ser puente», cae en la tentación de atacar de manera despiadada a un contendor, o la figura pública que por caer bien se suma a tendencias animalistas y en su pasado reciente hay fotos de su asistencia a corridas de toros y cabalgatas. Este tipo de climaterios hacen y harán mucho daño.

Así como toda actriz de películas para adultos se prepara físicamente para responder a las exigencias de su profesión, quien decide incursionar en el mundo de la política debe entrenar su mente y cultivar su inteligencia emocional para no caer en torpes errores.

Recuerde que todo político debe anticiparse a que se lo coman, estar atento a comerse a quien de papaya y pilas que ningún climaterio hormonal nos deje expuestos.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias