in

Científicos de Colombia y Alemania exploran la desembocadura del río Magdalena

Son más de 800 muestras de sedimento agua y numerosos registros de datos fisicoquímicos que los científicos tomaron del río Magdalena

Cientificos de Colombia y Alemania exploran la desembocadura del rio Magdalena 1
Fotografía de archivo en la que se registró un barco anclado en el Malecón del río Magdalena, cerca a su desembocadura, en Barranquilla (Colombia). EFE/Leonardo Muñoz

Barranquilla (Colombia), 7 dic (EFE).- Durante 26 días un grupo de científicos de Colombia y Alemania recorrió la zona de influencia de la desembocadura del río Magdalena, el más importante de Colombia, para recoger información sobre los efectos del afluente en el mar Caribe, la sedimentología del delta y el sistema de abanicos marinos.

A bordo del Maria S. Merian, uno de los más importantes buques alemanes de investigación, 22 científicos terminaron la primera fase del proyecto que lideran las universidades del Norte, Nacional y de Antioquia, además de la empresa Ecopetrol, por Colombia, y la Universidad de Kiel y el Instituto Leibniz para la Investigación del Mar Báltico por Alemania.

Son más de 800 muestras de sedimento agua y numerosos registros de datos fisicoquímicos que los científicos tomaron del río Magdalena, cuyo entendimiento dará luces a Colombia sobre su formación, evolución y estado ambiental y sobre cómo aprovechar de mejor manera sus condiciones naturales.

El río Magdalena es el principal afluente del mar Caribe y el más importante de Colombia con una extensión de 1.528 kilómetros. Su cuenca ocupa el 24 % del territorio continental del país y tiene incidencia en la mayor parte de la población.

En su desembocadura, las aguas se mezclan y producen complejos patrones de transporte de agua dulce, sedimentos, nutrientes y contaminantes a lo largo de la costa caribeña, plataforma y mar abierto.

Lea también  Capturan tres personas con sofisticadas armas de fuego encaletadas

A LA ESPERA DE RESULTADOS

Óscar Álvarez, docente investigador de la Universidad del Norte e hizo parte del grupo científico que navegó por la desembocadura del río Magdalena, explicó a EFE que «luego de comenzar a procesar la información los primeros resultados se tendrán en unos seis meses».

«Algunas tecnologías para el procesamiento de la información no están en el país, por tanto, parte de esas muestras hay que exportarlas. Hemos planteado una ventana de seis meses para hacer una primera publicación, luego tendremos una ventana de dos años para otra parte de los resultados y seguramente surgirán más preguntas por lo que la investigación tardaría dos años más», indicó.

Anotó que espera que, luego de esta primera expedición exploratoria, se pueda consolidar una cooperación con Alemania que posibilite hacer otras con preguntas mucho más especializadas.

El equipo también pudo observar grandes cantidades de biomasa que está transportando el río a través de vegetación, principalmente de la tarulla (planta acuática). Encontrar masivamente materia orgánica dispersa por todo el delta llama la atención de los investigadores, por lo que eso representa.

De acuerdo con el geólogo del Centro de Innovación y Tecnología de Ecopetrol, Julián Naranjo, quien hizo parte de la expedición en el estudio de los sedimentos extraídos, identificar los sitios donde más se acumula esa materia orgánica, que es donde más se debe almacenar gas, guía los esfuerzos para futuras exploraciones.

Lea también  El suspendido gobernador del Cesar, es imputado por contratación irregular
Cientificos de Colombia y Alemania exploran la desembocadura del rio Magdalena 2
Fotografía de archivo en la que se registró a un hombre al observar un barco cerca de Bocas de Ceniza, desembocadura del Río Magdalena, en la ciudad de Barranquilla (Colombia). EFE/Ricardo Maldonado

TRABAJO MANCOMUNADO

De los 22 científicos que hicieron parte de la expedición, 11 son colombianos y 11 alemanes. Entre ellos, hay especialistas en geología marina, oceanografía física, ciencias del mar, recursos hidráulicos, biología y geoquímica.

Debido a que las condiciones marítimas del río Magdalena en su desembocadura son muy agrestes, es imposible hacer investigación especializada en su área de influencia con barcos pequeños. Para los científicos alemanes fue inquietante darse cuenta de que un río de tal magnitud tuviera tan poco monitoreo, por lo que entendieron que el sistema necesita más atención.

Christian Winter, director del Instituto de Geociencias de la Universidad Kiel y líder del grupo alemán, señala que el interés nace por la curiosidad científica, que en las ciencias de la tierra no tiene fronteras territoriales.

Más noticias de Colombia

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias