La verdad de lo que pasó en Chuscalito, contada por los Concejales del Centro Democrático que no votaron por Simón Molina

Paulina Aguinaga Lezcano. Concejal de Medellín. Partido Centro Democrático.
Paulina Aguinaga Lezcano. Concejal de Medellín. Partido Centro Democrático.

Luego de toda la polémica generada en Medellín por la elección de la nueva Mesa Directiva del Concejo, en la que concejales del Centro Democrático dividieron sus votos, los cuatro corporados que están siendo investigados por el partido rompieron el silencio, y aseguraron que el Fajardismo prácticamente les quería imponer los presidentes.

En un comunicado, los concejales María Paulina Aguinaga Lezcano, Nataly Vélez Lopera, Lina Marcela García Gañan y Albert Yordano Corredor Bustamante, contaron su versión de lo que pasó dentro del partido, pues sus mismos compañeros los tratan de traidores, cuando la realidad parece estar lejana de eso.

Según lo indicaron, no existió el mencionado “Acuerdo de Chuscalito”, y explicaron todo lo que pasó ese día en la reunión que se viralizó y de la que mucho se habló.

«El día martes 9 de noviembre de 2021 los 8 concejales de la bancada del Centro Democrático fuimos citados a una reunión en el restaurante Chuscalito, a la cual acudimos con la certeza de que se iba hacer un acuerdo democrático para escoger la Mesa Directiva 2022 que diera garantías a todos los concejales ante la administración del alcalde Daniel Quintero», dice el comunicado.

Centro Democrático le regaló la presidencia al Fajardismo para 2023, sin contar con la decisión de todos

«Sorpresivamente, cuando inició la reunión, encontramos que ya estaban repartidas las presidencias del Concejo de Medellín en cabeza de Simón Molina por el Centro Democrático y Daniel Duque del Partido Verde para 2022 y 2023. Pacto que venían planeando de manera excluyente los concejales Simón Molina y Sebastián López del Centro Democrático y los concejales Daniel Duque (Partido Verde), Daniel Carvalho (Movimiento Todos Juntos) y Luis Bernardo Vélez (Movimiento Independientes)», continúan en el texto, por lo que entre ellos se repartieron los puestos, a pesar de que en otras ocasiones se han tratado mal.

Lea también
¡Vacúnese este sábado! Puntos de vacunación en estaciones del Metro de Medellín

Por tal motivo, las concejales del partido indicaron que una mujer debería ser la próxima presidenta del Concejo, amparadas en la Ley 1909 de 2018 del Estatuto de Oposición que indica que los cargos directivos deben alternarse entre hombres y mujeres, y dado que el Concejal Sebastián López representa el partido de oposición en la actual mesa directiva, «expresamos que debía ser una mujer del Centro Democrático quien ocupara la presidencia del Concejo de Medellín para el año 2022».

Tras esta discusión se realizó una votación interna del partido, que terminó con 4 votos para Simón Molina y 4 más para Paulina Aguinaga, por lo que no hubo acuerdo de la bancada, y allí llegaría uno de los puntos más delicados.

La decisión de escoger al candidato presidencial del partido terminó siendo tomada no por los concejales del Centro Democrático sino por la representación del Fajardismo, movimiento que ha argumentado en múltiples oportunidades que no tiene nada que ver con el Uribismo y que incluso atacan.

Lea también
El Vivero de Alta Montaña y la recuperación de especies de páramo

«Los concejales Daniel Duque, Daniel Carvalho y Luis Bernardo Vélez, exigían que fuera Simón Molina el presidente, discriminando la participación y las capacidades de las mujeres en los procesos políticos, es decir, personas ajenas a la bancada estaban imponiendo decisiones, inclusive machistas, por nuestro partido», expresaron en la carta.

Al no llegar a un acuerdo con los integrantes del partido, se levantó la reunión por lo que no había quedado definido, entre el mismo Centro Democrático, al candidato para 2022.

Ante este caso, los concejales sancionados hicieron un comentario final, argumentando que no pueden tomar decisiones de partido con personas externas, y menos con políticos que han hablado mal de ellos.

«Finalmente, con los concejales Daniel Duque del Partido Verde y Daniel Carvalho del Movimiento Todos Juntos, quienes de manera sistemática y reiterada han atacado con descalificativos ofensivos a nuestro partido, tenemos profundas diferencias ideológicas y programáticas que nos impiden llegar a un acuerdo con ellos, sin que eso implique que estemos defendiendo la administración de Daniel Quintero», finalizaron.

Para leer más noticias de Medellín, ingrese aquí.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram