Carta de navegación

El discurso de Alejandro Ordoñez, pasará a la historia por su elocuencia y fino humor cargado de ironía, cuando desde el salón de los gobelinos de la casa presidencial, dejó un punto muy alto en la historia de las relaciones entre los poderes públicos, poniendo a cada loro en su estaca.

wcalderon14Le bastaron 723 palabras al jurista conservador santandereano Alejandro Ordóñez Maldonado para inaugurar su segundo período como Procurador General de la Nación. Garantizó que en su nuevo cuatrienio habrá luz en la poterna y guardián en la heredad.

Como el avestruz

Mientras el Secretario de Palacio Juan Mesa, firmaba el acta dándole la espalda al Procurador Ordoñez y sin mirarlo a los ojos, porque el pecado es cobarde, el santanderiano sin inmutarse, preparaba su artilleria verbal.

Acto seguido, sin pelos en la lengua le canto la tabla a la guardia pretoriana, incluido el principe con sus escribas, fariseos y mermelados del santismo oficial. Ordoñez ejerció la virtud cristiana de la paciencia….. a quienes quisieron hacerme daño los perdoné…. mientras a más de uno se le escurría la quijada incluido el anfitrión.

El matriarcado

Dijo Ordoñez » A esas personas las recordé cuando mi mujer me insistía que debia dirigir algunas palabras, resistí las primeras embestidas, pero ustedes comprenderan cual es la intensidad de una costeña «santanderianizada». «completo 30 años soportando el suave yugo».

……GRAFFITI DEL BARQUERO: EN MI CASA SE HACE LO QUE YO OBEDEZCO…

Lea también
Con mucho ritmo, Will Smith le celebró los 85 años a su mamá

Manoteo

El jefe del Ministerio Público planteó inicialmente: “Señor presidente, concluye un año muy largo, que precedió a mi elección. Sometido a una especie de matoneo o bullying mediático. Recuerde que este consiste en una especie de pugnas que se suscitan al interior de los escenarios escolares, donde se pretende apocar, reducir, aplanar, amedrentar, excluir socialmente e intimidar emocional e intelectualmente a la víctima”.

Talante

Continuó que “lo anterior, más que un atentado personal fue un enjuiciamiento al talante que encarno. Estuvimos verdaderamente amenazados por una especie de reedición del delito de opinión; si ello hubiere prosperado me hubiere declarado como el primer discriminado del país y conmigo la mayoría de los colombianos que piensan lo que piensa el procurador sobre temas esenciales de nuestra identidad cultural, sin que para ello se coloquen por fuera de nuestro ordenamiento constitucional, sino que se encuentran protegidos en él”.

Confesión

“Les confieso que estos episodios no me causaron ninguna amargura, no quedó la menor herida en mi corazón. A quienes quisieron hacerme daño los perdoné al día siguiente de mi elección, pero más aún, les agradecí a ellos porque me permiten ejercer la virtud cristiana de la paciencia. Ya se me había olvidado”.

Evocación

El Procurador expresó que “el recuerdo de estos episodios lo hago sin la menor dosis de resentimiento; solo lo hago para resaltar que con el final feliz que hoy se convalida salió fortalecido nuestro ordenamiento jurídico. Hoy que tanto se insiste en el pluralismo, mi elección fue un acto de coherencia. En esa pluralidad que hoy se exige como ingrediente legitimador de los sistemas políticos, acabo de jurar ante Dios y ante la Patria que cumpliré escrupulosamente mis roles constitucionales. No acostumbro a ser perjuro, mi formación religiosa, intelectual, jurídica y judicial son una garantía. El país lo sabe”.

Lea también
Santo Domingo: Identificaron a las 4 víctimas de la masacre

Notificación

“Seré un procurador independiente, no cabe la menor duda. Mis decisiones en el cuatrienio que concluye lo han demostrado, seguiré ejerciendo mi condición con el mismo talante y en la misma ruta. Mi compromiso por la defensa de los derechos y garantías fundamentales de los ciudadanos en los escenarios judiciales, administrativos y sociales es una exigencia constitucional a la que me acabo de comprometer.

Si hay algo que hoy es prioritario en la agenda nacional es la lucha contra la corrupción; es nuestro deber, para el que se nos han dado todos los instrumentos legales y un clamor nacional.

La Habana

Presidente:“estaré muy vigilante de los acuerdos a los que se llegue en La Habana. Todos los colombianos anhelamos la paz, tenemos esperanzas en este proceso, pero a este no se puede llegar a cualquier precio. Ni las víctimas, ni nuestra institucionalidad podrán sacrificarse so pretexto de ella, no sería una paz duradera, ni sostenible”.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram