¿Sabotaje? La verdad detrás del carro de bomberos que arregló la Alcaldía, pero que no duró ni un día bueno

Bomberos
Imagen ilustrativa

Toda una polémica se presentó en redes sociales durante el pasado puente festivo, luego de que denunciaran que un carro de bomberos, que había sido arreglado, no duró ni un día bueno, pues volvió a presentar fallas.

En redes sociales se disparó la polémica, teniendo en cuenta la situación de los bomberos que tienen algunas de sus máquinas averiadas, y que podría presentar problemas ante posibles emergencias en Medellín.

Ante esta situación, desde la Alcaldía explicaron que el carro, de placas OML376, tuvo un proceso de intervención de tres meses, debido al deterioro que presentaba la máquina, pues jamás se le había realizado un mantenimiento de bomba, y a que las piezas estabas escazas, por lo que tuvieron que esperar a que llegaran la carcasa, los impeler, sellos mecánicos entre otros repuestos, para así volver a ponerlo en funcionamiento.

El 20 de septiembre el carro se recoge en el taller con el mantenimiento a la bomba ejecutado, se le realizan pruebas y este muestra un buen desempeño en la bomba en términos de presión y operación. La bomba había quedado como nueva. El día 27 de octubre el vehículo se lleva para la renovación de la Revisión Tecnicomecánica, la cual pasa sin problemas.

Para leer más noticias de Medellín, ingrese aquí.

Lea también
¡Pilas! Conozca en dónde tienen prohibido parquear las chivas rumberas en Medellín

Inician las fallas en el carro de los bomberos

Un día después de la revisión, se le detecta un problema de recalentamiento al vehículo, el cual se soluciona de inmediato cambiándole un Relay que estaba haciendo mal contacto. En este día también se le realiza un ajuste al sistema eductor de espuma de la bomba, la cual tenía una falla en una válvula de paso, pero este problema también queda solucionado.

Se le realiza una prueba de bomba en la cual estuvieron presentes algunos miembros del cuerpo de bomberos de Medellín, quienes pudieron observar como la bomba tuvo un excelente desempeño en su operación. La máquina después de dichas pruebas tenia las condiciones para ponerse en servicio, por lo cual a eso de las 6 de la tarde el capitán Arenas ordena equipar la máquina. Incluso, la máquina salió a atender una emergencia, y volvió sin ninguna novedad.

Para el 29 de octubre, el conductor de turno comentó que el vehículo cuando se operaba la bomba, abasteciéndola de agua desde el tanque, no estaba dando presión, pero cuando se abastecía desde el hidrante si daba presión de agua. Esto prendió las alarmas, pues no debería suceder.

Se llama de inmediato al técnico de bombas para que ayudara con el diagnóstico, esperando que no fuera algo grave, y con su ayuda se validó el correcto funcionamiento de las válvulas de paso de la bomba y se descartó que el problema fuera por una de estas.

Lea también
Cementerio San Lorenzo, con casi 200 años, estará abierto a la comunidad

Siendo las 2 de la tarde el técnico desacopló uno de las mangueras que llegaban del tanque a la bomba y al correr un video con su celular al interior del cuerpo de la bomba se podían observar unos residuos de color blanco anormales, pues no deberían estar allí.

Luego, continuando con la revisión, se encontró dentro del carro de bomberos un pedazo de tubo de PVC, lo que tampoco debería estar allí. Ante esto, los oficiales intuyeron que el primer residuo encontrado más atrás, correspondería al tubo, que no se explican cómo llegó ahí.

Ante esta situación, desde las autoridades pertinentes consideran que podría tratarse de un sabotaje, al parecer, con fines políticos, para agudizar la situación de los bomberos que, por estos días, han solicitado mejores garantías para realizar su trabajo.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram