Frenar el cambio climático requiere adaptarse, mitigar y compensar

cambio climático

Aunque no lo pensemos, las actividades que llevamos a cabo todos los días en la calle y en nuestros hogares dejan en el planeta una huella de carbono, incluso vivir en las ciudades ya es determinante para esta. De los centros urbanos proviene el 70 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero las Naciones Unidas asegura que ellos mismos pueden aportar una solución a esta problemática.

Los efectos del cambio climático cada día son mayores y evidentes, el planeta está experimentando un estado en el que progresivamente se está convirtiendo en un lugar no apto para la vida humana, animal y vegetal. Condiciones más lesivas que las que la humanidad ha enfrentado debido a la pandemia del COVID-19.

Juan David Palacio, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, afirma que luego de la pandemia más crítica de los últimos 100 años la humanidad debe replantearse su forma de vivir y de pensar.

Además, asevera que será necesario entender que las acciones del hombre sobre la biodiversidad y el medio ambiente ponen en riesgo a la humanidad». Lo cual exige que los gobiernos diseñen e implementen políticas públicas que mitiguen los efectos del cambio climático, de la mano de las entidades del Estado y el sector privado.

¿A qué nos estamos enfrentando con el cambio climático?

La temperatura media está aumentando y están disminuyendo las precipitaciones (por ejemplo la lluvia y la nieve), lo que facilita que hayan incendios forestales que cada día afectan más terreno, especialmente sobre zonas de alta montaña.

Lo anterior está afectando la vida de los microorganismos, tanto en su crecimiento como en su reproducción y supervivencia.

Algunos ecosistemas, como los humedales, están en riesgo de desaparecer. Hay más especies invasores de las que habían antes y estas están alejando a las nativas.

Las aves están migrando a sitios más cálidos, los arrecifes de coral están gravemente afectados, los polos se están derritiendo y las lluvias cada vez incrementan y causan deslizamientos e inundaciones.

Lea también
Ya casi empieza el Festival de Cortometrajes de Venecia

Cabe recalcar que, de los 52 glaciares que había en 1850 han desaparecido 33, la mayoría de ellos después de 1980. Esto ha generado que aumente el nivel del mar y que estén desapareciendo muchas zonas costeras alrededor del mundo.

Lo anterior obliga a que los grandes centros urbanos adopten medidas para enfrentar los impactos del cambio climático, a corto y largo plazo y para mitigar las acciones que realizamos los humanos que afectan al planeta.

cambio climático
Foto: cortesía.

¿Qué se está haciendo en los centros urbanos para frenar los impactos del cambio climático?

En el caso del Valle de Aburrá, el Área Metropolitana formuló el el Plan de Acción ante el Cambio y la Variabilidad Climática del Valle de Aburrá con proyección al 2030, el cual fue aprobado por el Acuerdo Metropolitano 04 del 7 de febrero del 2019.

En el Plan se acoge lo establecido en el Acuerdo de Paris (COP21), la agenda 2030 (Objetivos de Desarrollo Sostenible), la Política Nacional de Cambio Climático, la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono (ECDBC) y la ley 1931 de 2018 las directrices para la gestión de esta problemática en Colombia.

El Plan funciona como una hoja de ruta para trabajar con los 10 municipios del Valle de Aburrá en lo que tiene que ver con las medidas de mitigación y los programas de adaptación que se priorizaran para el territorio.

De acuerdo con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá las fuentes más contaminantes son el transporte y la energía estacionaria.

De las 6.452.749 toneladas netas de CO2 equivalente, que se emitieron en 2019, el sector transporte tiene una participación de un 43 %, y las emisiones del sector energía estacionaria (energía consumida por los sectores industrial, residencial y comercial) contribuye con 39 %, que sumado alcanza un 82 %.

Lea también
Los llamaron para que realizaran un trabajo pero era para secuestrarlos

Lo anterior indica que si la humanidad sigue consumiendo combustibles fósiles, los efectos del cambio climático aumentarán, por lo que es necesario cambiar hábitos y adoptar conciencia ambiental.

El director del Área Metropolitana indica que, según cifras de las Naciones Unidas, »si la población llega a los 9.600 millones de habitantes en 2050, se necesitaría el equivalente a tres planetas para proporcionar los recursos naturales que hoy en día demandamos de la Tierra, si continuamos con el estilo de vida actual».

Según las Naciones Unidas América Latina y el Caribe son de las regiones más afectadas por el cambio climático en el mundo y los fenómenos meteorológicos externos les están causando graves daños a la salud, la vida, la comida, el agua, la energía y al desarrollo socioeconómico.

En la Conferencia Global sobre Cambio Climático, la COP 26, se concluyó que se tiene la necesidad de buscar nuevas opciones de generación de energía sostenible, por lo que se propuso iniciar el camino hacia el hidrógeno, y otras alternativas diferentes a las conocidas hoy.

Juan David Palacio Cardona, quien hizo parte de la delegación colombiana y representó el Área Metropolitana del Valle de Aburrá en la Cumbre Mundial, manifestó que no es fácil llegar al carbono neutro, pero lo que si es posible es compensar, y esa es una de las tareas que les queda a los gobiernos del mundo».

Para leer más noticias de Antioquia, ingrese aquí.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram