Bruce Willis
Foto tomada de Twitter

A comienzos del 2022 se conoció que el famoso actor de Hollywood, Bruce Willis, sufría de afasia, una enfermedad que afecta la capacidad, mediada por el cerebro, para hablar o comprender el habla. Willis y su familia han afrontado la situación de salud del actor con unidad y amor. Su primera esposa, la también actriz Demi Moore, y su hija Tallulah Willis se volcaron hacia el cuidado de su padre.

Recientemente, Tallulah le concedió a la revista Vogue una entrevista en la cual reveló los difíciles momentos que ella ha debido afrontar debido a la enfermedad de su padre.

Recientemente, Tallulah le concedió a la revista Vogue una entrevista en la cual reveló los difíciles momentos que ella ha debido afrontar debido a la enfermedad de su padre.

«Supimos a principios de este año (2022) que ese síntoma era una característica de la demencia frontotemporal, un trastorno neurológico progresivo que erosiona su cognición y comportamiento día a día. Pero he sabido que algo andaba mal durante mucho tiempo. Comenzó con una especie de falta de respuesta vaga (…)».

«Más tarde, esa falta de respuesta se amplió y, a veces, lo tomé como algo personal. Había tenido dos bebés con mi madrastra, Emma Heming Willis, y pensé que había perdido interés en mí. Aunque esto no podría haber estado más lejos de la verdad, mi cerebro adolescente se torturó con algunas matemáticas defectuosas: no soy lo suficientemente hermosa para mi madre, no soy lo suficientemente interesante para mi padre», contó Tallulah.

La hija mayor de Willis reveló que ha enfrentado el declive de su padre en los últimos años con una parte de evasión y negación de la que no estoy orgullosa.

Tallulah ha padecido de trastornos alimentarios, específicamente anorexia nerviosa. desde hace varios años. En la entrevista al citado medio, ella reveló la lucha de su padre contra su enfermedad. «Mientras yo estaba envuelta en mi dismorfia corporal, alardeándola en Instagram, mi papá estaba luchando en silencio. Se estaban realizando todo tipo de pruebas cognitivas, pero aún no teníamos un diagnóstico», manifestó.

Con gran emoción, Tallulah contó que su padre aún la reconoce. «Todavía sabe quién soy y se ilumina cuando entro en la habitación. Él siempre puede saber quién soy, más o menos el mal día ocasional. Una diferencia entre la demencia de Alzheimer y la DFT es que, al menos al principio de la enfermedad, la primera se caracteriza por deficiencias motoras y del lenguaje, mientras que la segunda presenta más pérdida de memoria», dijo.

Más Noticias de Entretenimiento

Author Signature
Redacción Minuto30

Lo que leas hoy en Minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios

  • Anuncio

    Sudado de pescado.