La brecha de género, ¿hasta cuándo?

Por: Horacio Gallón

Las mujeres son impulsadoras del desarrollo por su inteligencia, capacidad, eficiencia, organización, sensibilidad y contundencia; son el eje central de las familias y por ende de la sociedad. Es triste ver que aún existan desigualdades causadas por el género y que las mujeres las tengan que enfrentar en diferentes escenarios de la sociedad colombiana, Las mujeres son además propensas a sufrir actos de violencia de tipo, intrafamiliar, sexual, laboral y psicológica.

En Colombia actualmente hay aproximadamente 25.4 millones de mujeres, la brecha salarial es del 12,9%, es decir que los hombres ganan ese porcentaje más que las mujeres que desarrollan las mismas actividades, las mujeres destinan hasta 50 horas semanales al trabajo no remunerado, hoy en el país la tasa de desempleo por género es de 12,1% para los hombres y de 19,1% para las mujeres; en el área urbana el 6,6% de los hogares con jefatura femenina está en pobreza extrema y en el área rural la cifra asciende al 19,8%, también en la ruralidad la tasa de desempleo masculino es del 3% mientras que el de las mujeres es de aproximadamente 8,9%; En la ruralidad solo el 12% de las mujeres cotizan al sistema pensional.

Colombia ocupa el puesto 22 a nivel mundial en brecha de género con un 0,7580, por debajo de Islandia que ocupa el primer puesto con el 0.8770 y por encima de Estados unidos que ocupa el puesto 52 con 0.7240; este índice mide salarios, educación, participación política, salud y supervivencia.

Lea también
No hay transparencia en la gobernación!

Es necesario actualizar y crear nuevas políticas públicas encaminadas a la generación de bienestar e igualdad para las mujeres en los distintos escenarios; creando más empleos de calidad para aprovechar el talento y potencial de las mujeres, trabajos que además de asegurar a las mujeres el acceso a prestaciones sociales, signifiquen también un ingreso suficiente y digno; reconocer, reducir y redistribuir el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, se debe cumplir con lo dispuesto en la ley 2114 de 2021 que amplía la licencia de paternidad y crea la licencia parental compartida y parental flexible de tiempo parcial; las mujeres deben tener cargos donde se tomen decisiones y se ejerza el poder; garantizarles los derechos sexuales y reproductivos: igualdad, libertad y autonomía; se debe detener y erradicar la violencia de género contra las mujeres y las niñas, además prevenir y que la justicia avance.

Los instrumentos internacionales de derechos humanos de las mujeres y las niñas han señalado la necesidad de protegerlas revisando y modificando la normatividad nacional para prevenir el matrimonio infantil, mal mensaje de la Corte Suprema al autorizar la unión libre con niñas hasta de catorce años.

Debemos exigir que se cumplan las disposiciones normativas en materia de generación y promoción de empleo juvenil priorizando a las mujeres que pertenecen a este rango etario, así mismo se debe promover e incentivar la contratación laboral de mujeres mayores de 40 años, ya que su experiencia y madurez son factores que permiten mejorar la productividad de las organizaciones y con estas estrategias lograr disminuir los altos índices de informalidad que hoy existen en el país, es necesario promover las asociaciones campesinas para que los hombres y mujeres del campo puedan cotizar a salud y pensión, acceder a créditos y a proyectos productivos.

Lea también
Que lo de Vives Caballero nos sirva de ejemplo

Hoy necesitamos más mujeres en el mercado laboral, dirigiendo grandes compañías, emprendiendo y sacando adelante sus sueños y proyectos, en cargos de elección popular gestionando y formulando las políticas públicas del futuro, así se aumentará la participación de la mujer en el liderazgo económico y político y fundamental castigar la violencia contra la mujer, debemos garantizar igualdad salarial a igual trabajo; aprovechar las nuevas herramientas tecnológicas y hacer trabajo remoto especialmente en ciencia, tecnología, investigación e innovación; dar formación en igualdad, fomentar una cultura organizacional con igualdad de oportunidades y sin discriminación; tener conciliación laboral, la maternidad no puede seguir siendo un obstáculo, pues las nuevas herramientas tecnológicas son capaces de facilitar un adecuado equilibrio entre el ámbito personal y laboral.

Vamos a fortalecer y recuperar el liderazgo de Antioquia disminuyendo las brechas de genero para mejorar la competitividad de nuestro país.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram