La Paz, 12 dic (EFE).- El Gobierno de Bolivia expresó este martes su deseo de tener con el nuevo Ejecutivo de Argentina un "nivel de relacionamiento" que permita a ambos países trabajar por los "intereses" de sus "pueblos", dentro de la amplia agenda bilateral que incluye temas energéticos, fronterizos, comerciales, de migración, entre otros.

El viceministro boliviano de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, dijo a los medios que Bolivia comparte con Argentina "vínculos históricos de hermandad, amistad y de cooperación, además de una muy importante agenda bilateral" y diversos "acuerdos bilaterales, multilaterales y regionales que establecen compromisos y obligaciones" mutuas.

Entre los "muchos intereses" que comparten ambos países, la autoridad mencionó las áreas energética, migratoria, comercial y de desarrollo fronterizo.

"Esperamos poder sostener un nivel de relacionamiento que nos permita trabajar para poder promover los intereses que tenemos de nuestros pueblos utilizando obviamente los canales diplomáticos", manifestó.

Recordó que "por mandato constitucional", las relaciones diplomáticas de su país "responden a los fines del Estado en función a la soberanía e intereses" del pueblo, por lo que Bolivia "respeta" y a la vez "exige respeto" a los principios de la Carta de las Naciones Unidas en cuanto a la "no intervención en asuntos internos" y la "autodeterminación de los pueblos".

El presidente de Bolivia, Luis Arce, designó a su canciller, Celinda Sosa, como representante del país en la investidura del ultraderechista Javier Milei.

Según Blanco, Sosa sostuvo "contactos con las más altas autoridades de Argentina" durante su visita a ese país.

"El Gobierno argentino lleva muy pocos días instalado, más adelante es el presidente (Arce) quien define la política exterior y cómo se va a dar este relacionamiento necesario entre los dos países", agregó.

Analistas políticos y económicos han advertido sobre un panorama incierto y complicado en la relación bilateral entre Bolivia y Argentina por las diferencias ideológicas entre Arce y Milei.

Sobre eventuales afectaciones de las políticas económicas del nuevo Gobierno argentino, Blanco expresó que por ahora no se conoce qué medidas tomará efectivamente Milei, por lo que "no podemos especular en base a los compromisos electorales que ha hecho en su momento".

El viceministro mencionó que "no se espera una afectación significativa en materia de remesas", ya que las enviadas a Bolivia desde Argentina durante el primer semestre ascendieron a 31 millones de dólares, que representan el 4 % de un total de 706 millones recibidos por el país.

En cuanto a las exportaciones de gas natural boliviano, remarcó que están regidas por contratos que se deben "respetar".

Si eventualmente Milei cumple con su propuesta de "dolarizar la economía argentina", se podrían superar algunos problemas que afrontan actualmente sectores exportadores bolivianos como los productores de banano, que han sufrido demoras en pagos por sus productos, indicó.

Blanco recordó que numerosos productos entran a Bolivia desde Argentina por la vía del contrabando porque "la devaluación del peso argentino ha provocado que tenga una mayor competitividad su producción", por lo que si se elimina el llamado "dólar paralelo", Bolivia se beneficiaría porque su propia producción se volvería más competitiva.

Entre enero y septiembre de este año, la balanza comercial de Bolivia con Argentina fue deficitaria en 4,75 millones de dólares, según el viceministro.

El gas natural sigue siendo el principal producto exportado por Bolivia al mercado argentino, seguido por la soya en grano, el banano, además de energía eléctrica y el fertilizante urea, entre otros.

Los principales productos importados desde Argentina son diesel y gasolina y también se compra harina de trigo, automóviles y aceites, entre otros.

Por: EFE

Author Signature
Minuto30 Agencias

Lo que leas hoy en minuto30... Mañana será noticia.

  • Compartir:
  • Comentarios

  • Anuncio