EN VIDEO: ¡Qué tristeza! Murió el enfermero que fue ‘molido’ a golpes por contagiarse de Covid-19

Argentina

En Argentina murió en los últimos días el enfermero Daniel Porro, quien fue víctima de un brutal ataque por parte de sus vecinos, por contagiarse de Covid- 19.

El ataque de esta persona se registró en junio del 2020 en la ciudad de Neuquén, Argentina, pero la noticia le dio la vuelta al mundo entero por lo indignante del ataque.

Según detalló su familia para medios internacionales, Daniel jamás se repuso del vil ataque y terminó falleciendo de una falla en su corazón.

La terrible muerte del enfermero en Argentina

Este hombre que tenía como vocación ayudar a las personas, se contagió de Covid – 19 en junio del 2020. Según denunció él mismo para medios de comunicación, desde que tuvo sospechas del virus se aisló, hasta que recibió su resultado positivo.

Él contó que mientras tuvo el virus prefirió pasar la cuarentena en casa de su madre, quien también es enfermera.

Lea también
Felipe VI elogia a Colombia por la "admirable" acogida de refugiados venezolanos

Cuando finalmente se recuperó del virus, decidió regresar a su casa en una vereda de Neuquén, Argentina. Sin embargo, sus vecinos lo comenzaron a tocar y a amenazar porque según ellos los iba a contagiar a todos.

«Andate porque sos un caso positivo y te vamos a quemar la casa, no queremos gente como vos acá en el barrio», le gritó un vecino.

Tras varias amenazas, un vecino lo citó en la calle para “resolver” la situación y Daniel decidió acudir a la cita esperando poder aclararle que él no tenía Covid y no era un peligro para la comunidad, sin embargo, esta persona lo atacó de forma brutal en compañía de otros.

El enfermero fue brutalmente golpeado, tanto que quedó inconsciente por una trauma craneoencefálico que sufrió. No conformes con la golpiza, sus vecinos le quemaron la casa, lo dejaron prácticamente en la calle y le robaron su carro.

Lea también
¡Qué miedo con esa arma! Lo cogieron andando en Cisneros con un revólver

Aunque pasó más de un año desde el terrible ataque, el enfermero jamás se recuperó. Según narró su padre para medios de Argentina, entró en una depresión que finalmente le arrebató la vida.

«En realidad, desde aquel día, él no pudo volver a dormir bien. Trabajaba durante el día y a la noche se acostaba pero no podía conciliar el sueño. Sufrió mucho e iba a laburar casi sin dormir», agregó su padre-

Daniel fue a la casa de su madre a dormir. Se acostó y en mitad de la noche, su corazón se detuvo. «Uno de sus hermanos pasó por la habitación y ya estaba muerto», relató con dolor su padre.

«Fueron días duros», aseguró el hombre.

Síguenos en:
Google Noticias Canal Telegram Canal Telegram