in

A mis amadas hijas

Por: Misael Cadavid

Misael Cadavid Jaramillo 1200x720 1

Cada vez que tengas un sueño grande, te vas a meter en situaciones de conflicto.

La vida es el libro de los hechos, no de los intentos y entre más subes a los terrenos del éxito,menos gente irá sinceramente contigo,porque lo que las esperan es verte caer… Estarán a tu lado siempre y cuando no representes una amenaza para ellos y mucho menos que intentes superarlos.

Querrán volar pegados de tus alas, así que deja de juntarte con lo que te despluman,correrán a tu lado y pronto se cansarán,porque la gente te perdona todo menos el éxito.

Lea también
Fénix de papel

Existen oportunidades que vendrán sólo una vez en tu vida y que serán únicas y exclusivas para ti…no las dejes pasar. Peléelas aunque te mueras de miedo,la felicidad no perdona la cobardía, sin arrojo y agallas no hay gloria.

A la gente le gusta traer tu pasado cuando tú presente es mejor que el de ellos, muchos se reirán de ti, hablarán de ti y harán el listado de tus fracasos y del por qué no deberías de soñar… pero sueña!

Sueña tan grande hasta que te tiemblen las piernas y tu corazón se ponga a mil.

Lea también
Todo está muy caro

Y si tus sueños son tan grandes, no se los cuentes a mentes pequeñas, rodéate de gigantes, de gigantes espirituales y no de enanos mentales, un día tus hechos eclipsarán tu pasado y no habrá más que aceptar que te atreviste y ellos no…

Y no podrán negar que Dios estuvo y estará contigo siempre y nadie podrá enfrentarte, porque la boca, la boca que te juzga, nunca será mas grande que la gracia y los triunfos que te respaldan.

Haz las cosas con pasión, con Amor y con la misericordia De Dios.

Sueñen en grande!

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias