in

90 mil razones para querer al Presupuesto Participativo

Gracias al Presupuesto Participativo, se tiene la recarga de tarjeta Cívica para 800 jóvenes de Bachillerato y primaria

Presupuesto Participativo
Foto Alcaldía de Medellín

Caminar ocho kilómetros diarios para llegar a clase. A veces salir de casa y pegarse de una volqueta que bajaba desde las ladrilleras que se acuestan en las laderas de la ciudad; a veces salir desde bien temprano en la mañana para alcanzar a llegar a clase al mediodía. Y volver en la tarde con el estómago tan vacío.

A veces cuando pensamos en los niños y jóvenes queremos que ellos no vivan las experiencias difíciles que tuvimos que soportar nosotros.

En eso piensa, porque así lo vivió, Yonny Alexander Acevedo Pastrana, líder de Altavista, cuando habla con cierto entusiasmo del Apoyo a transporte escolar, financiado por el Programa de Planeación Local y Presupuesto Participativo.

Acevedo Pastrana es miembro de la Junta de Acción Comunal y de la JAL, del corregimiento Altavista, y gracias a que pudo estudiar hoy es Tecnólogo de Sistemas y las precariedades quedaron un poco en el pasado.

Lea también
Medellín sigue embelleciendo sus jardines

Gracias al Presupuesto Participativo, se tiene la recarga de tarjeta Cívica para 800 jóvenes de Bachillerato y primaria que estudian dentro y por fuera de su corregimiento.

“He estado desde que comenzó –dice Yonny-. Nos preocupaba que los jóvenes no tenían la forma de estudiar y tenían que irse a comunas vecinas a buscar cupo. Eso generaba desescolarización”.

Empezó hace unos 10 años y entonces se pusieron a la tarea de, al menos, garantizar lo mínimo, el transporte. Y de eso se siente tan satisfecho Acevedo.

«Aquí en la centralidad no hay capacidad para cobertura total y entonces tocaba garantizar transporte a los que querían estudiar. Con la Tarjeta lo logramos porque nosotros solo tenemos tres colegios. Por ejemplo los de Aguas Frías y los de Manzanillo tienen que ir hasta Belén. Son 90 mil pesos cada dos meses”.

Esa ayuda para las recargas de los estudiantes, de paso alivia un poco la economía familiar pues esos 90 mil pesos bimensuales son un ahorro para los padres quienes así pueden comprar algo más del mercado para la casa.

Lea también
140 emprendimientos de base tecnológica de Medellín recibirán hasta $10 millones de Capital Semilla

Yonny se siente tan contento, “aunque a veces se demoran mucho los desembolsos”, y dice que este es uno de los proyectos más votados cada año.

Pero su labor seguirá, pues sabe que desde la educación se puede ir cambiando el estigma de su comunidad de ser “un territorio rojo”, como se dice en los medios de comunicación.

“El año entrante entregaremos además cuatro mil kits escolares a través del PP que también ayuda, con lo cual tendremos cobertura total para los niños desde el grado primero hasta once”.

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias