.- La violencia en Medellín llega a puntos insospechados, al rebatir la autoridad en todos los estamentos y esto se evidencia en la falta de respeto hacia los guardas de tránsito.

El guarda ubicado a la izquierda prepara su mano para “responder” a la agresión verbal del taxista ubicado a la derecha, con camisa blanca

Un nuevo conflicto que envuelve a un taxista y a un guarda de tránsito se presentó en las últimas horas. Este tipo de hechos se está convirtiendo en pan de cada día, la semana anterior se presentó un hecho de intolerancia que dejó dos guardas heridos y un taxista detenido por agresión.

Esta vez fue un guarda que tras ser insultado de manera reiterada por un conductor de vehículo público le dió un golpe.

Si bien la acción del guarda es reprochable, tampoco es que sea muy ejemplar que el taxista, que cometió una grave infracción al sobrepasarse la luz roja de un semáforo, al ser detenido por los guardas los increpó con insultos.

Pese a los hechos el impase fue superado con un apretón de manos; pero si es de cuidado la intolerancia que se presenta en la ciudad.

El agente debe velar por la seguridad vial tanto de peatones como de otros vehículos.

[Minuto30.com]N1U4xJetjLE[/Minuto30.com]