in

Los territorios: una herramienta para vencer la vulnerabilidad

Nicolas Albeiro Echeverry Alvaran 760x456 1

En la tarde de hoy, participé  en el debate sobre las Áreas de Especial Importancia Ecológica como Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN) para la Mitigación y Adaptación al Cambio Climático.

Las SBN son “acciones para proteger, gestionar de forma sostenible y restaurar ecosistemas naturales o modificados”. Con estas acciones se pretende fortalecer el bienestar humano, teniendo en cuenta los desafíos sociales como la seguridad alimentaria, cambio climático, biodiversidad, riesgos de desastres y fortalecimiento de los ecosistemas.

Soy un convencido de que debemos impulsar acciones urgentes para contener la deforestación, incentivar las reservas privadas, refinanciar los Parques Naturales Nacionales y apostar por la resiliencia ambiental.

Compromisos

La crisis climática requiere cumplir los compromisos adquiridos por Colombia a nivel Internacional y que están consagrados en el PL de Acción Climática.

Las principales metas son lograr la neutralidad en carbono en 2050 y frenar la deforestación.

Lea también
Corrupción: Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Para responder a estos compromisos, debemos confiar en estrategias tecnológicas, sociales y humanas para sostener y aumentar los beneficios de los servicios ecosistémicos (SSEE).

El enfoque para abordar estos desafíos debe ser integral, logrando un ecosistema que aporta a la calidad de vida y la economía de las personas y que a su vez, propenda por la calidad ambiental del ecosistema.

SSEE

Los servicios y beneficios de las funciones propias de los ecosistemas, se agrupan en cuatro tipos:

Los de aprovisionamiento: se entiende en este grupo, todos los productos que se obtienen del ecosistema. (ej. Alimentos, agua, madera, combustible)

Los de regulación: que son aquellos que se derivan de las funciones del ecosistema y contribuyen  a reducir impactos locales y globales (ej. Regulación del clima, control del suelo, la polinización…).

Los Culturales: éstos, son beneficios inmateriales, que no se pueden medir de forma cuantitativa, pero sí de forma cualitativa.  (ej. espiritual, educación, tiempo libre).

Lea también
Corrupción: Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Los de soporte: estos beneficios son necesarios para el funcionamiento del ecosistema (ej. Biodiversidad y producción primaria).

La clave es la naturaleza

En conclusión, las soluciones basadas en la naturaleza, es un término que está un paso más avanzado en el tratamiento de la crisis climática, pues aporta soluciones basadas en los ecosistemas, pero buscan llegar más allá de la conservación, al bienestar de los seres humanos.

Por esta razón, espacios como éstos son de vital importancia para orientar los debates en el ser humano como integrante del ecosistema y entender que debemos fortalecer las medidas de  adaptación por sectores prioritarios, de la mano de estrategias de gestión e investigación, que utilizan el territorio como herramienta para vencer la vulnerabilidad.