Síguenos

Opinión

Se perdió la seguridad

Publicado

el

nicolas alarcon gualdron

nicolas alarcon gualdron

En las últimas horas se presentaron ataques terroristas por el ELN en distintas zonas del país, demostrando la debilidad del gobierno Santos al negociar con el grupo insurgente y la enorme ausencia de la seguridad democrática en las regiones. Sumado a esto viene una creciente oleada de indignación en una gran mayoría de lugares donde el nuevo partido FARC ha intentado hacer política, dejando un coctel revanchista a su paso provocado por el desconocimiento del plebiscito como reacción legítima de una sociedad que el 2 de octubre de 2016 le dijo NO al acuerdo con el grupo armado FARC y un gobierno que desconoció ese resultado.

La seguridad democrática durante los gobiernos Uribe I y Uribe II tuvo como objetivos de consolidación el control territorial y fortalecimiento del Estado de Derecho en todo el Territorio Nacional y sumado a esto proteger a la población, manteniendo la iniciativa estratégica en contra de todas las amenazas a la seguridad de los ciudadanos. En ese orden de ideas atentados como los de las últimas horas no se habrían presentado si esta política hubiese tenido continuidad con el gobierno de la “Prosperidad para todos” el país no estaría en las condiciones que hoy se encuentra por ejemplo las cifras de inseguridad no estaban tan altas en los últimos años. En lo corrido del 2017 3.011 personas sufrieron al menos un delito y según cifras de la Fiscalía, a corte del 29 de noviembre, dan cuenta de un aumento del hurto a personas (atraco y cosquilleo) en un 27,6 por ciento. Se pasó de 99.647 casos en los primeros 11 meses del 2016 a 127.118 este año.

La cifra de hurto a residencia es de 186.000 hogares con una taza del 2,6% y como si fuera poco 244.000 es el número de personas extorsionadas entre el año pasado y este, todas estas cifras soportadas por el mismo gobierno en sus entidades como el DANE y Min Defensa, pero no salen a la luz porque estamos en “PAZ”, mi llamado a todos es recuperemos la seguridad democrática, recuperemos el honor de nuestras fuerzas militares y salvemos este país. Que podamos dejarle un mejor país a nuestros hijos y a nuestros nietos. Merecemos como ciudadanos ser escuchados y que los criminales paguen con justicia así sea precaria pero que paguen, tantos critican al Senador Álvaro Uribe, pero se les olvida que el extradito a uno de los peores paramilitares de la época Salvatore Mancuso que de no ser por Trump, el gobierno Santos y sus secuaces ya lo tendrían acá en plaza pública. Salvemos lo que nos queda y mejoremos lo que podemos mejorar.

@nicoalgu

Publicidad
Publicidad

Medellín

Publicidad