¡Qué desgracia! Un hombre murió quemado durante un ritual espiritual en Neiva

Boris Alfredo Casadiego . Cortesía.

Boris Alfredo Casadiego murió el pasado sábado 24 de agosto, después de haber sufrido graves quemaduras en su cuerpo durante la realización de un ritual que le habían recomendado en Neiva.

Algunos allegados de Boris, aseguraron que el joven acudió a este tipo de rituales con motivo de mejor suerte y acabar con los problemas por los que atravesaba.

Casadiego tenía dos niños y al parecer, estaba atravesando por un momento difícil, por lo que algunos amigos le habían recomendado visitar a una mujer que, supuestamente le haría una ‘limpieza’, para poder superar sus problemas y alejar todos sus males.

Al parecer, durante el ritual cubrieron el cuerpo de Boris Alfredo con alcohol, y fue rodeado de velas como parte del acto, por lo que acabó lleno de graves quemaduras luego de prenderse en llamas.

ue remitido de urgencia al pabellón de quemados del Hospital Simón Bolívar, en Bogotá.

Según los médicos, Casadiego murió a causa de las quemaduras que presentó en el 70% de su cuerpo, las cuales comprometieron algunos de sus órganos. No pudieron salvar su vida a pesar de que fue remitido de urgencia al Pabellón de Quemados del Hospital Simón Bolívar de Bogotá.

Dicen los expertos que el alcohol es altamente peligroso cuando se evapora en la piel.