Por -

Porque a unos les va tan bien y a otros tan mal en las encuestas en Colombia.

Versiones sobre supuestas alianzas, incapacidad para comunicar, posiciones grises y el antiuribismo serían causas para caer en intención de voto.

Foto: Archivo Particular. Juan Manuel Santos presidió el pasado viernes esta manifestación en Bucaramanga, a cielo abierto.

No es fácil entender qué está pasando con los candidatos Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical, y Rafael Pardo, del Partido Liberal, pues solo faltan 42 días para la primera vuelta presidencial y no han logrado despegar. Pero hay explicaciones.

A menudo se escucha a empresarios, académicos y analistas decir que se trata de dos de los mejores candidatos: preparados, con experiencia en el manejo de los asuntos públicos, con buenas propuestas, pero con una intención de voto precaria: se pelean el último lugar en las encuestas.

Algo similar pasa con Gustavo Petro, del Polo.

En cambio es más fácil entender que Juan Manuel Santos (del partido de ‘la U’), lidere la intención de voto de los colombianos desde antes de ser investido formalmente como candidato presidencial.

La llegada de Vargas Lleras y Pardo al piso de de las encuestas, y la de Santos a la cima de las mismas, son hechos que tal vez, por haberse convertido en paisaje cotidiano, dejaron de sorprender.

La inesperada irrupción de la ‘ola verde’ liderada por Antanas Mockus, que se metió en el segundo puesto de la intención de voto, de la noche a la mañana, también contribuyó a este eclipsamiento.

El acumulado de Santos

Las razones para que Santos siga escapado del lote son muchas, pero hay una principal: se logró ubicar en el imaginario colectivo como el ‘gallo tapado’ del presidente Álvaro Uribe.

“El éxito de Santos es haberse colocado de primero en la fila del uribismo”, dijo Jorge Londoño, presidente de Invámer-Gallup, experto en estudios de opinión pública.

Y no solo porque esperó hasta que la Corte negó el referendo reeleccionista, para lanzar su candidatura (eso le puso un sello de lealtad), sino porque sus éxitos como Ministro de Defensa lo convirtieron en ícono de la Seguridad Democrática.

El analista conservador, Rafael Nieto, lo dijo con otras palabras: “Santos se supo vender como el heredero de Uribe”. De hecho, una de las principales estrategias en su campaña es reclamar el título de fiel uribista.

Uribe, tras fracasar en su segunda reelección, recuperó una favorabilidad del 67 por ciento (Gallup 28 de febrero de 2010), y está listo a probar su capacidad de endoso con Santos.

Los dividendos que Santos ha obtenido con cargo a la divisa uribista explican que sus competidores de coalición (Noemí Sanín y Germán Vargas) luchen a brazo partido por emularlo en ese campo, sin resultados a la vista.

En el acumulado favorable de Santos hay que contarle su amplia experiencia en el manejo de los asuntos públicos y sus logros como ministro de Comercio Exterior, de Hacienda y de Defensa.

Si sus detractores lo criticaron en algún momento por no haberse bautizado temprano a las urnas, pocos desconocen hoy las habilidades que mostró a la hora de buscar mercados externos, pasar complejas reformas fiscales y, sobre todo, haberle propinado a las Farc los más duros golpes de toda su historia.

La situación de Pardo y Vargas, con una intención de voto en promedio del 4 por ciento en las últimas encuestas, se explica desde muchos puntos de vista. Y en algunos casos son idénticos.

Según Londoño, así como un grupo mayoritario de colombianos ha premiado la lealtad de Santos con Uribe, otros sectores han castigado la neutralidad de Vargas y la oposición radical de Pardo.

Hace ocho años ambos eran fichas clave en el ajedrez de Uribe.

“La posición mediouribista de Vargas Lleras va a terminar castigada, porque en política juega más el blanco y el negro que el gris; y a Pardo lo ha limitado la oposición liberal”, afirmó Londoño.

Los dos “no son figuras que registren bien en los medios, no comunican”, agregó.

La suerte de Gustavo Petro se explica, según Andrés Molano, profesor de ciencia política del Rosario, por “la falta de unidad y coherencia internas en el Polo”.

Candidatos explican

Hace ocho y cuatro años ese partido se declaraba opción de poder, pero el último año los seguidores de Petro y de Carlos Gaviria (sus principales líderes) se dedicaron a pelearse el control interno de la organización. Y en eso se les fue el tiempo.

Molano tiene otra explicación simple para los casos de Pardo, Vargas Lleras y Petro: “La ola verde de Mockus era algo que no estaba en el presupuesto de ningún analista y a todos nos sorprendió. Mockus es una alternativa y la gente siempre busca algo nuevo. Ellos no lograron mostrarse como alternativa”.

Los candidatos han dado sus explicaciones.

Vargas atribuyó su caída en la intención de voto a versiones divulgadas por los medios sobre supuestas alianzas con otros candidatos. “Nadie querrá votar por un tipo que está negociando su candidatura, eso desmoraliza y confunde a la gente”, dijo.

Pardo explicó que “quienes están arriba en las encuestas deben sus posiciones a que vienen de recientes consultas” y que “hay mucha volatilidad”, pero que su nombre subirá lo suficiente para ir a segunda vuelta.

Petro dijo que su situación es fruto de “una manipulación de las encuestas” para sacarlo de los debates de televisión, porque sus contendores lo ven como un peligro en esos escenarios, y pidió al Consejo Electoral que investigue a Ipsos-Napoleón Franco, para establecer si las “cifras están siendo manipuladas, al considerar que las mismas no son coherentes y faltan a la verdad”.

Después de todo las encuestas sobre intención de voto son un protagonista inevitable en estas épocas de elecciones que no todos aceptan.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com