Por -

Gustavo Petro: “Soy incomprendido”. Por Edgar Artunduaga

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se declara “incomprendido” por sectores de la sociedad que se resisten al cambio.

Edgar Artunduaga

Interrogado por la emisora “Vorterix”, de Buenos Aires, dijo que no dará el brazo a torcer porque “estamos muy comprometidos en este cambio del paradigma humano y urbano que incentivamos en la ciudad de Bogotá”.

“El Movimiento Progresista –explicó- alcanzó la alcaldía, hace dos años. Se impuso sobre los demás candidatos y estamos construyendo en Bogotá, en una fuerte polarización política, hay que decirlo, un proceso de cambio de paradigma urbano que nos parece fundamental a esta altura del siglo XXI: reducir el uso del carro particular, incentivar la bicicleta, fortalecer el transporte público, superar la segregación social a partir de fuertes inversiones en la educación pública, mirar el entorno natural desde otra perspectiva, la del cambio climático. Es por esto que la fundación Bloomberg me invita, y ya hemos tenidos varios reconocimientos internacionales”.

La entrevista se centra, enseguida, en la situación que vive la Presidente Fernández de Kirchner, muy parecida a la vivida por el alcalde de Bogotá…

“Dos veces tuve que ser operado. Básicamente puede tener fuentes diferentes. En mi caso fue un golpe.

Descuidé esos golpes (uno piensa que no pasó nada) y resulta que algún vaso se rompe entre el cráneo y la tapa de piel. La sangre se va acumulando, va trayendo agua y eso presiona entre el cerebro y el cráneo. Presiona hacia el cerebro y va agrandándose y puede llevar a la muerte, como me dijo el médico, en caso de haberme demorado más.

Da unos síntomas, lo que permite prevenirlo. Los síntomas tienen que ver con que uno pierde movimientos en alguna parte del cuerpo o empieza a sentir efectos como de la migraña, dolor de cabeza, náuseas.

Fui al médico. Tenía un viaje para Brasil que debí suspender porque me advirtió que podía morir. Dijo que subir a un avión era peor. Entonces inició la operación, que resulta muy sencilla. Básicamente consiste en abrir, trepanar el cráneo, y la sangre que está acumulada allí baja por gravedad con un aparato especial. El éxito de la operación consiste en que se extraiga totalmente la sangre que está depositada. El proceso de convalecencia es rápido. Prácticamente al salir de la operación y recuperar el sentido, las circunstancias que estaban antes de la operación desaparecen completamente.

Es casi una operación ambulatoria. El éxito está en que no quede de nuevo una gota de sangre.

¿Por qué tuvieron que repetirle la operación?

“Sí, a mí me pasó. Es posible que no haya tomado todas las medidas. Se necesita que uno no consuma algún tipo de medicamentos que genere unos efectos contrarios. Básicamente antiinflamatorios, que van en contra de las indicaciones médicas. Pero volvió a suceder y tuve que volver a ser operado. Desde entonces ya no más. La operación es simple. La convalecencia es muy rápida, prácticamente uno siente el cambio una vez se recupera de la anestesia. Pero debe tener cuidado, tener control permanente para que no vuelva a repetir”.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com