Pobre niña: su mamá la mató porque pensó que ya había iniciado su vida sexual

Rosa Alcides Rivera

El crimen de la pequeña Aleyda está siendo investigado por las autoridades del condado de Orange en los Estados Unidos, el asesinato fue cometido a puñaladas por la propia madre de la menor.

La mujer de 28 años, identificada como Rosa Alcides Rivera, apuñaló hasta la muerte a su hija de 11 porque pensaba que esta tenía relaciones sexuales con hombres.

Rivera le dio al menos 15 puñaladas a la pequeña que se encontraba al interior de su auto, tras ello la llevó a un centro médico donde en primera instancia relató que a la niña la había herido un sujeto, pero minutos después confesó que ella la había matado.

Lo más extraño de todo, fue que en la declaración jurada, la madre aseguró que intentó que su hija se sintiera “cómoda” mientras la apuñalaba.

Rivera explicó que mató a su hija para evitar que tuviera relaciones sexuales con hombres, y que sospechaba que ya lo estaba haciendo porque ella “sonreía de manera diferente”, pero esta versión las autoridades tampoco se la creen.

La mujer fue acusada de asesinato en primer grado.

La pequeña Aleyda