Dólar: 3.787,20 Euro: $4.383,51
Por -

En defensa de la repetición de las producciones de la televisión nacional

Por: Cristian Daniel Cartagena González

Aunque es claro que todos queremos ver nuevas producciones en la televisión colombiana, realizar dramatizados, concursos y otro tipo de programas requieren de ciertas condiciones humanas y técnicas que lo hace casi imposible ante la actual contingencia.

Durante los últimos días, no han parado las críticas contra los canales de televisión nacional, especialmente, por la repetición de algunas de sus telenovelas, como “Pasión de Gavilanes”, o por la no culminación de algunas producciones, como “Enfermeras”. Sin embargo, lo que muchos desconocen es que por razones comerciales y, sobre todo, técnicas -por lo que implica juntar a decenas de personas para realizar un dramatizado o un concurso-, es que los canales han frenado este tipo de productos; situación que también se está viviendo en el exterior, como sucede, por citar un ejemplo, con la famosa serie “The Walking Dead”, cuyo capítulo final de la décima temporada tampoco se ha podido finalizar.

Es una paradoja la situación que vive la televisión colombiana desde que comenzó la cuarentena, porque pese a que no hay nuevos contenidos -y los pocos que había, como “La venganza de Analía” o “Pa`quererte”, se acabaron rápido-, la sintonía de todos los canales aumentó en un 20%, según Asomedios, con repeticiones y todo, debido, básicamente, a la cantidad de noticias sobre el Covid-19 que consumimos a diario y a que estamos la mayoría del tiempo en casa por cuenta del confinamiento, aunque esta medida ya no tenga el mismo efecto que en abril, cuando pocas personas tenían permiso para salir a trabajar de manera presencial. Sin embargo, millones de personas en el país siguen permaneciendo la mayor parte de su día en casa y viendo contenidos audiovisuales más tiempo de lo que lo hacían antes de la pandemia, bien sea en un computador, teléfono inteligente o en un televisor.

Lo que hicieron la mayoría de canales de televisión en Colombia, desde el momento en que se declaró la primera cuarentena nacional obligatoria, fue lo más responsable ante una situación inédita para el país: suspendieron la producción de todos los programas y contenidos para proteger a la mayoría de su personal, pese a que tenían permiso para operar, y continuaron produciendo los noticieros, ya que la información es un servicio social que no debe parar. Pero los informativos se han realizado con buena parte de los periodistas en trabajo en casa, con entrevistas por medio de Zoom, Meet, Skype u otras plataformas y con menos reportería de la habitual, eso sí, hecha con las respectivas medidas de protección sanitaria.

Aunque he sido un defensor de la reactivación de diferentes sectores económicos del país con las respectivas medidas de bioseguridad y de control de aforos, en el caso de las grandes producciones de series, telenovelas, concursos y hasta talk show, no lo considero posible, por ahora, ya que una producción de una serie, por ejemplo, requiere de un equipo de producción, realización y actuación que oscila entre las 40 y 100 personas, dependiendo de la escena, y éstas deben permanecer, por lo menos, ocho horas juntos encerrados en un mismo lugar, si se trata de un estudio, o en un lugar público, si es el caso de un exterior. Y tener a toda esta gente junta sin tapaboca, con contactos frecuentes y sin el aislamiento mínimo, podría generar un foco de contagio. Lo mismo si se trata de un programa concurso, a menos que se haga sin público.

Además de las limitaciones para juntar un equipo de producción y realización de dicha envergadura, lo comercial también ha jugado un papel clave para frenar las producciones de los dramatizados y concursos de la televisión nacional, pues los ingresos por pauta comercial han disminuido, según Asomedios, entre un 40 y 70% en comparación con lo que normalmente invertían los anunciantes antes de la pandemia, la cual le ha generado problemas económicos a gran parte de esas empresas que pautan en tv.

Tres meses después del inicio de la cuarentena, y con ella las consecuencias negativas que también han tocado a la televisión, la cual es fácil de ver pero no de hacer, algunos programas, en especial magazines, han vuelto producirse con la mayoría de presentadores en casa; sin embargo, las grandes producciones, como dramatizados y concursos, siguen frenadas. Por eso, los canales, también para cumplir con la cuota de pantalla de producción nacional exigida, se han visto obligados a repetir algunas telenovelas, que seguramente muchos estamos volviendo a ver, o están realizando dramatizados caseros como “Confinados”.

Finalizo enviándole un mensaje de solidaridad a tantos amigos talentosos de Telemedellín, canal que llevo en mi corazón, ante la difícil situación que atraviesan por varios casos positivos de Covid-19: ¡fuerza, mucha fuerza! Ustedes son unos valientes que lo han dado todo por el canal y de ésta saldrán más fuertes que siempre.



Deja tu comentario

Te puede interesar

  • De nuevo a las aulas virtuales

    Este es un homenaje a todos los estudiantes, docentes y directivos valientes que no se dejaron amilanar por la nueva r...

  • El drama de la segunda prueba

    Aunque parezca increíble en medio del alarmante incremento de contagios de Covid-19 en el país, algunas institucione...


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com