Por -

La pandemia y el primero de mayo

Por: Ariel Peña

Como consecuencia de la Covid-19 o virus chino, en muchos lugares de la tierra no tendrán lugar las movilizaciones de los trabajadores, que tradicionalmente se realizan el primero de mayo, ello por responsabilidad del Partido Comunista de China; que de manera cínica con sus voceros quiere justificar la irresponsabilidad ante el mundo; afirmando que China también es víctima del virus y, que cuando apareció el Sida y la H1N1 en USA, no se culpó a ese país por el origen de las dos enfermedades.

Lo que pasa es que en esos acontecimientos no se apresaron a los médicos que advirtieron ni se persiguieron a los periodistas que informaron, ni tampoco se mantuvo como secreto de Estado el surgimiento de esos dos males, mientras que la dictadura china acorralo a las personas que revelaron la aparición del Coronavirus y no dio una alerta temprana, permitiendo que se esparciera por el mundo, mostrando el régimen chino su catadura marxista que tiene como principios a la mentira, el crimen y el hermetismo.

Gracias al sacrificio de los mártires de Chicago que seguían los ideales libertarios, se consiguió que la jornada laboral fuera de 8 horas, por eso en su homenaje se conmemora el primero de mayo, y contrario a esa reivindicación trascendental para los trabajadores, encontramos que los comunista nunca han conseguido reivindicación alguna para los asalariados, ya que lo que les interesa es utilizar al proletariado de simple masa de maniobra para lograr sus objetivos burocráticos y estatistas.

El viernes primero de mayo se conmemora nuevamente el día internacional de los trabajadores, recordando a los mártires de Chicago, que hace 134 años ofrendaron su vida, en defensa de la libertad y por mejores condiciones de vida y de trabajo; subrayando que estos héroes seguían las enseñanzas de la Primera Internacional de los trabajadores en el siglo XlX, en donde el arquetipo libertario aplastó a los dogmas totalitarios de Marx quien consideraba al Estado como un yugo bienhechor, para llevar a los pueblos a la miseria como condición necesaria de la existencia de una dictadura comunista. Lo anterior es una demostración monumental para que el marxismo con sus diferentes etiquetas ya no existiera sobre la faz de la tierra, pues es una aberración anti-histórica.

Desde esa época al marxismo se le ha considerado como una simple estafa, teniendo ejemplos al canto del fracaso antropológico e histórico del comunismo totalitario, en casos como Cuba, Venezuela y Nicaragua, y por ese camino pretenden llevar a las naciones de Latinoamérica que no han caído bajo la férula del socialismo del siglo XXl.

El sacrificio de los mártires de Chicago, Albert Parsons, August Spies, Adolph Fischer y George Engel, no fue en vano, y mundo mejor es posible como ellos lo soñaron, pero sin la mezquindad del capital especulativo improductivo y sin estatismo de la secta marxista leninista que busca mediante la bestialidad someter a los demás mortales a sus instintos insanos, de ahí que los seguidores de Marx y sus simpatizantes, si supieran discernir lo que significa el día del los trabajadores les debería dar vergüenza conmemorarlo, pues los mártires de Chicago nunca compartieron los sofismas marxistas, que como lo dijimos antes se basan en la miseria de las masas para volverlas más dúctiles a las élites comunistas.

Las luchas sociales que realizan los trabajadores se fundamentan en la solidaridad, porque la justeza de esas luchas debe de ir encaminada hacia las reivindicaciones inmediatas e históricas. Rechazando la infiltración en Colombia de agentes de grupos narcoterroristas como las Farc y el Eln, ya que a dichas bandas armadas no les interesa el bienestar de los trabajadores, porque con su credo comunista totalitario lo que pretenden es tener a los obreros y campesinos de herramienta para satisfacer sus apetitos burocráticos, demostrándose que el marxismo leninismo por antonomasia es enemigo de los trabajadores.

El primero de mayo es antagónico al marxismo que desconoce la libertad individual, y que busca en Colombia tomarse el poder del Estado para montar una nomenclatura infame, cuya burocracia parasitará con los bienes públicos oprimiendo y expoliando a la población; por eso el cuento acerca de que al comunismo no se puede decir que es malo, porque no ha gobernado al país es una falacia, pues a Colombia tampoco la han gobernado los nazistas, los fascistas o los racistas y por esa razón esas doctrinas perversas no dejan de ser deshonrosas, de la misma manera el totalitarismo comunista no ha gobernado pero los espejos en otros pueblos del mundo demuestran lo cruel, inhumano y degradante de los regímenes marxistas que envilecen a los pueblos.

En este año en países como Colombia, no se podrá salir a las calles el primero de mayo, para que se movilicen las masas trabajadoras, teniendo la culpa de esa situación el Partido Comunista de China, quien le ocultó al mundo durante meses la peste de la Covid-19, lo cual no admite ninguna discusión, demostrándose que en la teoría y en la práctica, el marxismo esta en las antípodas de las organizaciones sindicales y del movimiento de los trabajadores, por eso es menester rechazar al comunismo totalitario en toda sus denominaciones, ya que la hostilidad demostrada en contra de la humanidad es incontrovertible, así haga uso de la hipocresía y de la sensiblería.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com