Por -

La Barca de Calderón

Fabricando impedimentos.

Los leguleyos que se divierten subiéndole la falda a la letra menuda de las llamadas disposiciones legales y sus considerandos, se frotan las manos cuando tienen a la vista, en sus escritorios, la norma especial consagrada en el Estatuto de Bogotá (Decreto 1421, de 1993) que fija claramente los requisitos legales para ser elegido alcalde del Distrito Capital.

Tiempo de residencia.

A los picapleitos se les hace agua la boca y se les cae la baba de la dicha ante el inciso 2 del artículo 36 que dispone a la letra: “… Para ser elegido alcalde de Bogotá se exigen los mismos requisitos que para ser Senador de la República y haber residido en el Distrito durante los tres (3) años anteriores a la fecha de la inscripción de la candidatura. Los mismos requisitos deberá reunir quien sea designado en los casos previstos por este decreto”.

Leída y digerida la norma.

Los rábulas de oficio convocan a sus mejores amigos para buscarle la comba al palo, a propósito de la venidera elección de alcaldes y gobernadores. Alrededor de la mesa de café surgen interrogantes tan perversos como estos: ¿Dónde vivió Gina Parody en los últimos tres años? … ¿Es cierto que Gustavo Petro no es vecino de Bogotá sino del municipio de Chía?

Contra los independientes.

Los conspiradores parapetados en el Estatuto procuran cerrarles el paso (¿no se sabe por cuenta de quién?)  a las muy opcionadas candidaturas independientes de los ex senadores Parody y Petro, esgrimiendo interpretaciones tan peregrinas de las leyes vigentes. Se les busca la caída a medida que aparecen bien posicionados los dos aspirantes en las encuestas de intención de voto, en Bogotá, para las elecciones del 30 de octubre. Los dos son verdaderas amenazas para los “carteles de la contratación” que tiene empapelados a muchos personajes de la vida capitalina.

 

La cacería.

La búsqueda de supuestos impedimentos para Gina y Petro es otra maroma que hacen los dueños de las administraciones municipales en una serie de esfuerzos por evitar que se le les escapen de las manos las jugosas cajas mayores alcanzadas a través de sus alcaldes de bolsillo. Sabido es que los contratistas son quienes proveen todos los cargos, tumban funcionarios y orientan los gobiernos de casi todos los municipios colombianos.

Una propuesta.

El ex ministro Fernando Londoño Hoyos propuso la realización de un homenaje nacional de desagravio al director del diario El Mundo, de Medellín, Guillermo Gaviria Echeverri, en señal de protesta por el llamado que se le ha hecho, por parte de la justicia, a responder por imputaciones infundadas alrededor de hechos del pasado con los que nada tuvo que ver. Según Londoño, si ahora llaman a los aguerridos agricultores que contribuyeron al fundamental desarrollo de la ubérrima zona de Urabá, luchando contra guerrillas y paramilitares, mañana les tocará el llamado a los ganaderos y demás empresarios que llevaron progreso a la región bananera.



Deja tu comentario

Te puede interesar

  • Tiempos a la inversa

    Mientras para el Gobierno las manecillas del reloj marchan aceleradamente hacia el cumplimiento de las fechas electora...

  • El Carnaval de Riosucio

    Con una participación récord de 50.000 asistentes llegados de todas partes se efectuó una nueva edición del Carnav...

  • Un 2013 redondo como el balón

    El promisorio debut de la juvenil Selección de Colombia en el Suramericano Sub-20, en Mendoza, Argentina, puede ser e...

  • La Barca de Calderón

    La mamá de todas las ferias. A dos calendarios de cumplir sus primeros sesenta años, la Feria de Manizales se consol...


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com