Dólar: 3.885,55 Euro: $4.497,93
Por -

El comunismo enemigo de las mascotas

Por: Ariel Peña

Los animalistas y los ecologistas, que en ocasiones se alían o hacen parte de movimientos que pertenecen a la secta del marxismo leninismo; deben de saber que el comunismo en su aplicación práctica determinó en Corea del Norte cuyo régimen es el de la monarquía de los Kim, confiscar a todos los perros, alegando que estas mascotas representan la “decadencia de occidente” siendo un “capricho burgués”, temiéndose que el objetivo es que las mascotas terminen como menú principal en la mesa de alguien, por la escasez de alimento que se está dando en ese país.

Cuando la camarilla comunista de Norcorea que dirige kim Jong-Un, habla de “capricho burgués”, por el hecho de tener una mascota, se denota con toda claridad lo que representan los sofismas de una doctrina irracional, que no solo le ha hecho daño a los seres humanos, sino también al planeta en su conjunto, en donde por supuesto se incluyen la fauna y la flora, teniendo a China con su partido comunista como el país más contaminador de la atmósfera a lo que hay que agregarle el “regalo” del Covid-19 que ha sido una gran calamidad para la especie humana; de modo que indiscutiblemente el comunismo es una maldición en la tierra, por lo que podríamos asimilarlo a la bestia apocalíptica, sin olvidar que el engendro marxista hace presencia en Colombia con varios grupos y partidos políticos, que en otras oportunidades ya los hemos mencionado.

No podemos pasar por alto que en Colombia, los sectores del marxismo leninismo, son fervientes admiradores de la dictadura Norcoreana, comenzando por el partido comunista colombiano, en razón a que tienen la misma doctrina y desde luego los mismos fines, lo que significa que no se vale la excusa, acerca de que el marxismo ha sido mal aplicado o mal interpretado, sino que el comunismo como una gran perversión astutamente sabe timar a personas inquietas, que fácilmente son dúctiles para un proyecto totalitario marxista, así con el tiempo se arrepientan, pero en la mayoría de los casos lo hacen demasiado tarde.

No solo el régimen criminal marxista de Corea del Norte, persigue la vida animal atacando a las mascotas, sino que históricamente el comunismo ha sido en su macabra existencia un anti-vida, como lo demuestra sus millones de asesinatos cometidos en múltiples genocidios, en donde no solamente han sido víctimas los seres humanos, también la naturaleza, situación que deberían comprender los verdaderos ecologistas que no están motivados por el programa político de la llamada izquierda, para que abandonen cualquier alianza con la mamertada.

Al observar la maldad marxista en los países con dictaduras comunistas, como es el caso de Norcorea, China, Cuba, Venezuela, Nicaragua o Vietnam, hay que ser enfáticos en la defensa de la vida, pues de lo contrario estamos en el riesgo de caer en una hecatombe planetaria, de la cual solo nos salvaremos, si las naciones amantes de la democracia y la libertad se unen en contra del totalitarismo, en vista de que a los comunistas solo les importa el poder, así sea sobre las cenizas.

Así que las ONG, que en Colombia fungen como ecologistas o animalistas, deben de mostrar su verdadero carácter ambientalistas, comenzando por no aliarse con los movimientos que abrazan la ideología totalitaria marxista, que artificiosamente usa varias máscaras, pero que no hay que hacer mucho esfuerzo para conocerles su prosapia y sus intenciones, pues simplemente no es sino observar cuando los grupos terroristas del Eln y las Farc atacan a los oleoductos perjudicando la biodiversidad, y cómo esos movimientos de manera hipócrita hacen mutis por el foro, de la misma forma no condenan la deforestación del bosque nativo que realizan las bandas armadas comunista para sembrar coca, o cuando contaminan los ríos por la minería ilegal.

La persecución a las mascotas en Corea del Norte, por parte de la tiranía marxista leninista, con el cuento de que tenerlas es un “capricho burgués”, es solo una parte del desprecio que el comunismo tiene por los sentimientos humanos, en donde busca que las masas se comporten como zombis, para manejarlas al antojo de la banda comunista; por lo que Colombia no estaría exenta a futuro de una situación como la de Norcorea, si se monta en el poder político una cáfila comunista que buscaría atacar los valores humanos, para perpetuarse en el poder donde la vida dependería únicamente del régimen comunista, quien decidiría quien vive y quien muere, debido a que al comunismo no le interesa que su teoría sea criminal lo que importa es que se cumpla en la práctica.



Deja tu comentario

Te puede interesar

  • El problema es ideológico

    Los sucesos violentos ocurridos en Colombia especialmente en Bogotá, los días 9 y 10 de septiembre, que tuvieron com...

  • Muerte y terrorismo comunista

    Hay que destacar la columna del periodista Mauricio Vargas en El Tiempo del domingo 13 de septiembre, titulada: “La ...

  • Masacres: de México a Colombia

    Los mamertos colombianos por sus intereses políticos, nunca mencionan la capacidad criminal de las mafias del narcotr...


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com