contador de visitas
Síguenos

Ciudad

La Catedral de Sal de Zipaquirá: la primera maravilla de Colombia reabre tras meses cerrada

Publicado

el

La Catedral de Sal de Zipaquirá reabre

La Catedral de Sal de Zipaquirá, la primera maravilla de Colombia, reabrió sus puertas tras permanecer más de seis meses cerrada por la pandemia de la COVID-19 con la mirada puesta en recibir a un 30 o 40 % del público que atendía a diario antes de la cuarentena.

«Cumplimos en este momento con los protocolos de bioseguridad y por eso es que nosotros decidimos abrirla a partir de hoy», contó a periodistas Orlando Sotelo, gerente de la catedral ubicada en una mina de sal del municipio de Zipaquirá, del que es oriundo el ciclista Egan Bernal.

Esa catedral, ubicada a unos 50 kilómetros de Bogotá y 180 metros bajo tierra, fue incluida en la edición 2017 del libro Ripley que reúne objetos, lugares y personajes extraordinarios de todo el mundo.

«Tiene un ambiente salino propicio para nuestras vías respiratorias. La sal por su PH es muy beneficiosa para la salud (…) Van a poder disfrutar de un espejo de agua, de un spa y de una zonas maravillosas externas, verdes y amplias con el mejor de los servicios», añadió el gerente.

AFORO REDUCIDO

La Catedral de Sal de Zipaquira reabre 1

La Catedral de Sal de Zipaquirá reabre

En su reapertura, explicó Sotelo, la Catedral permitirá entre un 30 y 40 % de su aforo, que en un día concurrido suele ser de 6.000 personas.

«Un fin de semana podemos atender 1.500 turistas y vamos con una meta inicialmente de 30 o 40 % de turismo nacional», expresó el gerente.

Explicó además que cada grupo de turistas, conformado por entre 10 y 12 personas, ingresará con un guía y se ha dispuesto de «una salida distinta a la entrada».

«La Catedral las 24 horas del día y los 365 días del año tiene un sistema de ventilación que garantiza la seguridad no solo de los turistas, sino del equipo de trabajo y de la parte minera», añadió Sotelo.

UN LUGAR MUY «BONITO»

La Catedral de Sal de Zipaquira reabre 1

La Catedral de Sal de Zipaquirá reabre

La serbia Radica Nikolic, una mujer que llegó a Colombia hace ocho meses y que no ha podido conocer muchos lugares por la pandemia de la COVID-19, se enteró por un amigo bogotano de la apertura de la Catedral de Sal y decidió ir con un grupo de extranjeros a conocerla este jueves.

«Antes de venir a Colombia, yo había escuchado de este lugar. Había conocido a algunos colombianos que viven en mi país y cuando les dije que iba a estar en Zipaquirá me dijeron que aquí está la primera maravilla de Colombia. Me dijeron que tenía que visitarlo, que es súper bonito», contó a Efe.

Agregó: «No había tenido oportunidades porque al principio me estaba adaptando, conociendo gente, la ciudad, pero no había tenido la oportunidad de visitar la catedral».

La europea -acompañada en la visita por otros extranjeros entre las que había mujeres de Macedonia, Uzbekistán y Francia, según dijo- también vio fotos de la Catedral de Sal y le pareció «súper bonita».

Publicidad