contador de visitas
Síguenos

Ciudad

¡Pilas! Por aumento de caudal del río Magdalena piden activar mitigación de riesgos y seguir estas recomendaciones

Publicado

el

Rio Magdalena municipios rivera noticais temporada de lluvias Colombia

Cormagdalena solicitó hoy a los gobernadores y alcaldes de los municipios de la rivera del río Magdalena activar un plan de mitigación de riesgos, ante las posibles emergencias que puedan ocasionarse por el aumento considerable del caudal de este afluente.

La entidad acogió las recomendaciones que recientemente dio el Ideam, para que los departamentos y municipios pongan en marcha los planes de prevención y mitigación de riesgos ante las posibles emergencias que se puedan presentar.

Según el Ideam, el enfriamiento continuo de las aguas del océano Pacífico ha traído como consecuencia un aumento en las precipitaciones en septiembre, y una proyección mayor para octubre y noviembre.

Lea también: ¡Atentos! Antioquia sería uno de los más afectados por inundaciones y deslizamientos por fuertes lluvias: Ideam

“Hay que accionar los planes de prevención y contingencia frente a la posibilidad del incremento de lluvias, presencia de inundaciones, avalanchas, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra en zonas ribereñas ante la posibilidad de incrementos de los niveles del río Magdalena”, planteó el director ejecutivo de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado.

Estas son las recomendaciones que se deben tener en cuenta para enfrentar estos meses de lluvias, activando todas las acciones para mitigar riesgos:

– Revisar, actualizar y socializar los planes institucionales previstos, de acuerdo con las condiciones para la zona.
– Mantener el plan preventivo en las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD).
– Hacer campañas educativas sobre riesgos y medidas de prevención para afrontar la temporada de lluvias o la presencia de eventos extremos.
– Apoyar a los consejos departamentales y municipales de gestión del riesgo de desastres.
– Monitorear ríos, quebradas, caños y arroyos, desde el nacimiento y hasta la desembocadura, con mayor recurrencia de eventos o antecedentes de avenidas torrenciales o inundaciones en el área, debido a lluvias extremas.
– Realizar campañas periódicas de limpieza, con el fin de prevenir posibles taponamientos de los desagües y ductos de aguas lluvias.
– Hacer monitoreo y mantenimiento a las obras de mitigación del riesgo realizadas en puntos críticos de la zona, con el propósito de evitar deterioros o reactivación de estos eventos.
– Revisar los cambios presentados tanto en los caudales como en la coloración de los sedimentos de los afluentes.
– Monitorear continuamente las zonas de ladera que representen algún tipo de amenaza para identificar los cambios en el terreno y así tomar las medidas pertinentes, de acuerdo con los planes de contingencia existentes.
– Fortalecer la comunicación y la educación de la comunidad en medidas de prevención durante esta temporada de lluvias.

Publicidad