Síguenos

Nacional

Familiares no pierden la fe de encontrar a los desaparecidos de Colombia

Publicado

el

MADRES DE LA CANDELARIA

El éxito de la labor de búsqueda de unas 100.000 víctimas de desaparición forzada en Colombia ayudará al país a construir una paz prolongada, pese a la complejidad del proceso y los obstáculos que todavía enfrentan sus familiares para encontrar la verdad.

Esa fue una de las conclusiones del panel «Perfiles de los desaparecidos: reflexiones de los familiares de personas desaparecidas sobre el progreso en la implementación del Acuerdo de Paz», desarrollado este viernes por la Comisión Internacional de Búsqueda de Desaparecidos (ICMP) y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos de Colombia (UBPD).

«Podemos decir que Colombia cuenta con los recursos y las personas para tener presentes a los miles de desaparecidos. La tarea no es fácil pero puede tornarse de manera exitosa porque es un requisito fundamental para que haya una paz prolongada», dijo la Reina Noor de Jordania durante el evento virtual.

LAS VÍCTIMAS HABLAN

Madres, esposas, hijas y hermanas de desaparecidos narraron en el encuentro cómo la falta de sus seres queridos cambió a sus familias, cómo han sobrevivido al dolor de las ausencias, cómo viven con la incertidumbre de no saber dónde están y cuáles son los retos que décadas después todavía debe enfrentar el país para encontrarlos.

«Nosotras hoy lanzamos un grito a todo el mundo, a todos los vientos, en todas partes, que los queremos vivos, libres y en paz. Que si vivos se los llevaron ojalá los devuelvan vivos», aseguró Teresita Gaviria, de la Asociación Caminos de Esperanza Madres de la Candelaria.

En su proceso de búsqueda las víctimas esperan que el acompañamiento del Estado y organizaciones internacionales sea permanente, que las instituciones estén cada vez más articuladas, que los compromisos acordados en el proceso de paz entre el Gobierno y la antigua guerrilla de las FARC se cumplan, y que las víctimas sean escuchadas y tratadas con dignidad.

«La recomendación que yo le hago a todas las instituciones del Estado, internacionales y nacionales, es que el recurso a las organizaciones sea continuo para poder (lograr) que todas las víctimas puedan llegar al proceso de la verdad, justicia y reparación», dijo Olga Rojas, de la Organización Funvides.

Por su parte, María Lucelly Urbano, de la Comisión de Búsqueda de Desaparecidos de las FARC, pidió el reconocimiento de la labor de todas las organizaciones, «que haya coherencia», «un apoyo real a ese trabajo que miles de personas realizan en la búsqueda de sus seres queridos».

PERSPECTIVAS DE LA UNIDAD DE BÚSQUEDA

La UBPD desarrolla en estos momentos 14 planes de búsqueda de personas desaparecidas en el país que iniciaron como una investigación humanitaria extrajudicial bajo un formato de confidencialidad, pero ante el reclamo de distintas organizaciones esas estrategias empezarán a ser públicas, sin que se vea afectada la confidencialidad de los casos.

«(Espero) que podamos hablar en Colombia de la existencia de un sistema nacional de búsqueda de personas desaparecidas donde cada uno tiene un rol que jugar, diferenciado pero que hace parte de un propósito común, ese propósito humanitario de encontrar y saber qué ha pasado, dónde están los desaparecidos de este país», dijo la directora de la UBPD, Luz Marina Monzón.

Aseguró que solamente con ese propósito se puede aliviar la incertidumbre de las familias y las transformaciones sociales que se han dado alrededor de las desapariciones porque este no solo es un problema de los familiares, sino uno social.

ELEMENTOS PARA ENCONTRAR A LOS DESAPARECIDOS

Según el diagnóstico de la Reina Noor de Jordania, Colombia tiene los elementos necesarios para continuar el proceso de búsqueda de los desaparecidos, herramientas posibles gracias al acompañamiento de la sociedad civil, los esfuerzos de las familias de las víctimas y la respuesta proactiva y determinada de las mismas.

«Yo personalmente fui testigo durante el curso de mis misiones humanitarias a Colombia a través de los años de distintas facetas horrorosas de los diversos desafíos que han sido enfrentados por su país incluyendo el legado de la violencia y el problema de las personas desaparecidas», agregó.

También destacó que Colombia tenga una institución dedicada a la búsqueda de desaparecidos, la UBPD, a la que describió como imparcial, y valoró el marco legal del país que apoya el proceso y promueve los derechos de las familias de los desaparecidos.

«Sin la voluntad política los factores que acabo de citarles no serían suficientes. Las personas interesadas relevantes ya han demostrado su voluntad política y tienen todo el apoyo de la comunidad internacional para que se mantenga comprometidos con este proceso», aseguró.

Publicidad