Dólar: 3.787,20 Euro: $4.383,51
Por -

Respirar es vida ¡Cuidemos el aire!

Calidad del aire en el Valle de Aburrá. Foto: Minuto30 Calidad del aire en el Valle de Aburrá. Foto: Minuto30

La OMS estima que, cerca de siete millones de personas mueren cada año por causa de la contaminación del aire en el mundo, debido a la interacción desequilibrada del hombre con la naturaleza lo que se convierte en uno de los mayores desafíos para la humanidad.

Respirar es una función vital para todos los seres vivos, sin embargo, en el mundo no todos gozamos de un aire de buena calidad que garantice buenas condiciones de salud, situación que es aún más crítica en las ciudades principales por los procesos asociados a la producción de bienes y servicios.

Contaminantes como el material particulado PM 10, PM2.5, (es decir, de un tamaño menor a 10 y a 2.5 micras), los óxidos de nitrógeno, el monóxido de carbono, ozono, entre muchos otros, además del crecimiento acelerado del parque automotor, la alta densidad poblacional y las fuentes fijas, son factores que se conjugan y cobran mayor relevancia en la contaminación ambiental urbana, causando daños potencialmente graves a la salud de la población, como algunos tipos de cáncer, problemas respiratorios y cardiovasculares.

Según datos de 2018, en el Valle de Aburrá circulan 1.550.973 vehículos, de los cuales el 54,5% son motocicletas, el 38,26% automóviles, es decir, que el 92,76 por ciento del parque automotor de esta región está concentrado en vehículos particulares, otra categoría dentro de este número total de vehículos, corresponde al 2,3% de camiones y volquetas, que a pesar de ser un porcentaje bajo, de acuerdo con los estudios de inventarios de emisiones, son los segmentos que más aportan al pm 2.5, contaminante crítico en la región.
A ello se suman que este valle es una región densamente poblada, donde las emisiones locales de contaminantes son cada vez más, porque somos muchos compartiendo un mismo territorio, que además, presenta una topografía estrecha, unas condiciones geográficas únicas y unas montañas que no permiten la circulación del viento y la fácil dispersión de los contaminantes en ciertas épocas del año.
Los factores externos son otro elemento relevante en materia de calidad del aire, por ejemplo, las arenas del Sahara que han llegado a nuestro territorio, los incendios forestales que se presentan en diferentes zonas del departamento, el país y el mundo que generan un impacto mayor sumado a las condiciones locales. Esto indica la necesidad de tener una mirada global de la contaminación.
En el año 2016, junto con los diez municipios que conforman el Valle de Aburrá, se inició con la implementación protocolos que posibilitan gestionar oportunamente los episodios de contaminación que se presentan en los periodos del año con mayor dificultad en calidad del aire, donde las variables meteorológicas y climáticas propician una mayor concentración y formación contaminantes, febrero –abril y octubre –noviembre.

Una tarea constante

El Valle de Aburrá es la región del país que mejor conoce su problema de contaminación atmosférica, lo que ha posibilitado aunar esfuerzos para su gestión adecuada, esto se ha reflejado en un trabajo conjunto con distintos actores bajo el esquema de Gobernanza.
El Área Metropolitana cuenta con 45 puntos de monitoreo permanente, lo que permite identificar los índices de calidad del aire (ICA) a diario, con el fin de prevenir los efectos adversos a la salud de la población por la exposición a altos índices de contaminación.
Cuenta con el Plan integral de gestión de la calidad del aire –PIGECA-, 2017-2030, principal instrumento para mejorar el aire en la región, basado en estrategias ambientales integradas y metas enmarcadas en estándares como los establecidos por la OMS; el Plan operacional para enfrentar episodios de contaminación del aire- POECA, y herramientas técnicas como el proyecto SIATA, mediante el cual se opera la red de monitoreo de calidad del aire, y una serie de modelos que complementan el análisis. Instrumentos que permite tomar decisiones basadas en las condiciones del territorio.
Hoy más que nunca tenemos el compromiso de contribuir con el desarrollo sostenible. Al igual que hemos aunado esfuerzos para contener la pandemia por COVID-19. En estos momentos que empezamos a reactivar la economía, y que la cotidianidad retorna a nuestras ciudades, es importante no solo el cumplimento de las medidas de bioseguridad si no el compromiso con el mejoramiento de la calidad del aire, entre las que se encuentran reforzar el teletrabajo, el trabajo en casa, el uso de la bicicleta y en general la movilidad activa, como claves para disminuir los efectos en el aire asociados a la movilidad.

Mitigar los efectos de estos dos problemas, que azotan al mundo, es un asunto urgente porque implican, tanto pérdida de vidas como económicas. Es un compromiso de todos tener un mejor aire en el Valle de Aburrá, y en esto está comprometida el Área Metropolitana, a través de sus diferentes instrumentos, del esfuerzo de todos los actores y de la manera como cada uno asume unas nuevas maneras de transportarse, de trabajar y de vivir.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com