Síguenos

Ciudad

Director del CAEP explica situación de EPM, y por qué le «tienen miedo los poderosos» a Daniel Quintero

Publicado

el

Director del CAEP explica situacion de EPM y por que le tienen miedo los poderosos a Daniel Quintero

Carlos Andrés Pérez, director del Centro de Análisis y Entrenamiento Político- CAEP- y profesor de política, explicó la situación de EPM en la actualidad, y por qué se libra una batalla entre el alcalde Daniel Quintero y lo que él denominó «los poderosos».

En primer lugar, Pérez hizo un contexto de lo que pasaba antes en EPM y aseguró que el denominado GEA (Grupo Empresarial Antioqueño) o sindicato antioqueño, utilizó a la compañía pública para «recuperar empresas privadas propias o de aliados, como Integral», y sustentó su respuesta en el libro de la concejal por el partido Centro Democrático, Paulina Aguinaga, titulado «EPM, para mañana es tarde».

También citó un artículo de Semana, que demostró cómo el presidente de Cementos Argos, una empresa del GEA, y que fue gerente de EPM, ignoró todas las alertas de favorecimiento a la misma empresa que después lo contrató, lo que desencadenó en una irregularidad y que le entregó a la compañía la venta total del cemento para la construcción de Hidroituango.

Le puede interesar: ¿Cómo saber cuándo le toca la vacuna contra el covid-19, si no tiene EPS?

Por tal motivo, indicó que, luego de la elección de Quintero Calle, «se dieron cuenta que no podían seguir manejando una empresa tan grande como EPM, los representantes del llamado GEA, y por eso amenazaron con renunciar a la junta y lo hicieron».

Esta jugada, según Pérez, sería con el fin de desestabilizar, pero indicó que aquellos que realizaron dicha maniobra no mostraron «es que no hubo tales renuncias masivas, sino que quienes renunciaron eran los mismos que pertenecían a diferentes juntas, y llevaban 15 años en ellas».

De momento, la relación de la Alcaldía de Medellín con el denominado GEA es tensa, porque en juego hay 9,9 billones de pesos, producto de la demanda en Hidroituango, que se convirtió en el litigio más costoso en la historia del país.

Publicidad
Publicidad

Medellín

Publicidad