contador de visitas
Síguenos

Más Salud

Reino Unido supera las 45.000 muertes por COVID-19 tras sumar 85 en 24 horas

Publicado

el

03616eff2a52c6eae3702ac224bfbc69456caea6w

Las muertes por la COVID-19 en el Reino Unido ascendieron este miércoles a 45.053 tras sumar 85 en veinticuatro horas, lo que afianza a este país como el primero de Europa y tercero del mundo más castigado por la pandemia.

En su parte diario, el Ministerio británico de Sanidad indicó que se han registrado hasta ahora 291.911 contagios, de ellos 538 este martes.

Si bien el departamento informa de los decesos confirmados por un test diagnóstico, otras estadísticas oficiales demuestran que el número real de fallecimientos atribuibles al virus en el Reino Unido supera los 55.600.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, se comprometió hoy a encargar una investigación sobre la gestión de la pandemia, entre críticas de la oposición a múltiples aspectos de la estrategia gubernamental, pero no precisó la fecha.

Estas últimas cifras se conocen después de que el Ejecutivo confirmara, tras semanas de mensajes contradictorios, que hará obligatorio el uso de mascarillas en los comercios de Inglaterra, con el objetivo principal de dar confianza a la población para retornar a la actividad cotidiana.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, criticó hoy que el Ejecutivo no haya ofrecido ayudas financieras «específicas» a los sectores económicos más afectados por la crisis sanitaria, a fin de proteger el empleo.

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Starmer dijo que el rechazo a dar apoyos puntuales a sectores particularmente castigados como la aviación «costará miles de puestos de trabajo».

Johnson defendió las medidas anunciadas en los últimos meses por el ministro británico de Economía, Rishi Sunak, que ha introducido un programa general de retención de empleo que vence en octubre y facilidades de crédito para las empresas.

En otro momento de la sesión, Starmer criticó los fallos registrados en el sistema de rastreo de contagios implantado por el Gobierno, por el que se contacta a posibles positivos de la COVID-19 para que se aíslen, a lo que el líder «tory» respondió acusándole de «minar la confianza de la población» en las iniciativas del Ejecutivo contra la pandemia.

El Gobierno británico acelera la última fase del desconfinamiento a fin de mitigar los estragos en la economía nacional, que afronta una contracción de hasta el 14,3 % este año, según previsiones oficiales difundidas el martes.

EFE

Publicidad
Comments