Dólar: $3.615,48 Euro: $4.089,04

Covid-19

En vivo

  • 11.884.799

    Contagios Mundial
  • 545.398

    Muertes Mundial
  • 133.973

    Contagios Colombia
  • 4.714

    Muertes Colombia
  • 7.825

    Contagios Antioquia
  • 67

    Muertes Antioquia
  • Por -

    Librerías bogotanas resurgen durante la cuarentena con una apertura gradual

    Las librerías bogotanas comenzaron a resurgir durante la cuarentena con la reapertura gradual de sus tiendas físicas a pesar de las exigentes medidas de bioseguridad que tienen que implementar y a las que se suman una menor afluencia por el miedo de los clientes de salir a las calles por la pandemia.

    A principios de mes, el Gobierno del presidente Iván Duque decretó que a partir del 11 de mayo se podían volver a abrir las librerías siempre y cuando cumplieran con los protocolos sanitarios de la Alcaldía, lo que demoró el regreso de la mayoría de empresas del sector hasta esta semana.

    Para Camilo de Mendoza, uno de los fundadores de la Tornamesa, que reabrió el martes una de sus librerías en el barrio Chapinero, los permisos “no han sido fáciles de implementar para nadie”.

    “Tenemos que tener señalizada toda la librería, no pueden entrar más de dos o tres personas al mismo tiempo y en total podemos ser nueve, con lo que hemos tenido que reducir nóminas”, explicó a Efe De Mendoza.

    Añadió que ahora tienen que “tomar la temperatura de los clientes, apuntar sus datos, tener registrada la persona que los atendió y desinfectar los libros”.

    Según dijo, mucha gente ha mostrado su interés por visitarlos desde que reabrieron, especialmente “vecinos del barrio y clientes habituales que pueden desplazarse fácil” ya que para muchos es importante “entrar y tocar los libros, tenerlos en la mano”, lo que les ha permitido tener un “tímido flujo de gente”.

    SORTEAR EL BACHE CON LA VENTA EN LÍNEA

    Un papel desteñido anuncia en la vitrina de la librería Casa Tomada el cierre de la tienda durante unos días mientras dure el simulacro de cuarentena obligatoria que decretó del 20 al 24 de marzo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

    El aviso quedó desfasado rápidamente: todavía hoy continúa cerrada por la cuarentena nacional que empezó el 25 de marzo y a pesar de que sus propietarios esperaban abrir a partir del 11 de mayo les es imposible porque aún no recibieron el permiso sanitario.

    La espera es menos dura gracias a las ventas en línea, una opción que ofrecían desde 2015 y gracias a la cual vendieron 530 libros en abril, con lo que superaron con crees los 50 despachados por internet de marzo.

    Además, la cuarentena les ha ayudado a ser más visibles en las redes sociales, donde han organizado charlas y talleres en directo, explicó a Efe Ana María Aragón, una de sus dueñas.

    “Afortunadamente la gente pensó que el encierro podía ser una oportunidad para leer”, afirmó la propietaria de Casa Tomada.

    En esa librería no tienen miedo de empezar una nueva normalidad, pues según su propietaria, “la librería nunca estuvo llena, tiene capacidad para 35 personas y nunca hemos tenido grandes aglomeraciones”.

    Coincidió con ella el responsable de comunicación y ventas de la librería Quevedo, Andrés Forero Corchuelo, que asumió ese cargo de forma repentina cuando bajaron las persianas de este local, que desde hace 20 años ofrece libros de segunda mano y antigüedades en Chapinero.

    “Nos podemos adaptar a la situación, tenemos espacio afuera para que se haga una cola con seguridad”, aseguró a Efe Forero, sobrino del dueño.

    El joven también afirmó que con la venta en línea han podido “vender centenares de libros por WhatsApp e Instagram”.

    Entre los fieles mecenas que han apoyado a la librería Quevedo durante el bache por la cuarentena se encuentra el rector de la Universidad de los Andes y exministro de Salud, Alejandro Gaviria, que les compró una edición antigua de “Los funerales de la mamá grande” de Gabriel García Márquez.

    En este caso hicieron una pequeña excepción y Gaviria pudo visitar la librería como si fuese un “amante furtivo”, como explicó después en su cuenta de Instagram.

    LIBROS MÁS ALLÁ DE BOGOTÁ

    En un país en el que Amazon no es popular, la librería en línea Buscalibre.com aumentó sus ventas un 300 % durante la cuarentena al llevar libros también a los colombianos que viven alejados de la capital, como en Leticia, principal población de la Amazonía, o en la isla caribeña de San Andrés.

    El gerente de Colombia y México de la librería, Juan José Daza, explicó a Efe que se las han ingeniado para poder dar servicio hasta en los casos más complejos, como cuando sortearon las restricciones de entrada de Pinchote, un pequeño pueblo de departamento de Santander, en el noreste de Colombia.

    En ese caso, pagaron al empleado de la oficina local de mensajería el traslado con taxi a la casa del comprador, que tenía una discapacidad física y no podía recoger personalmente el encargo de “El Amor en los Tiempos del Cólera” de Gabriel García Márquez.

    Buscalibre, que empezó hace diez años como una empresa emergente chilena, tiene un catálogo con 1.000 proveedores alrededor del mundo que lo nutren de una oferta de más de diez millones de títulos disponibles para Colombia, Perú, Argentina y México.

    EFE



    Deja tu comentario

    Te puede interesar


    Suscríbete a nuestros boletines

    Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

    Instala nuestras Apps

    Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com