contador de visitas
Síguenos

Más Salud

Investigan denuncia de desaparición de pruebas de coronavirus en Puerto Rico

Publicado

el

a4547f07d8db4e39c7943fc411a30b3a82ab1771w

Puerto Rico suma este lunes a la amenaza del COVID-19 una polémica por la supuesta desaparición de 500 pruebas para detectar el coronavirus, señalada como una de las causas de la dimisión de Concepción Quiñones de Longo al frente del Departamento de Salud.

La polémica continúa este lunes tras interrogantes sobre dónde terminaron las pruebas y quién es responsable del supuesto extravío, en un momento en el que siguen aumentando los contagiados -174 y 6 muertes- y es apremiante detectar positivos para detener la expansión.

El Ejecutivo de Puerto Rico, que es un Estado Libre Asociado de EE.UU., trabaja a marchas forzadas en la compra de pruebas para la detección del COVID-19, un esfuerzo que ahora corre paralelo a una polémica sobre la que, según Quiñones de Longo, ya comenzaron a investigar las autoridades federales estadounidenses por medio del FBI.

Quiñones de Longo confirmó, además, en declaraciones a medios locales que el Departamento de Salud es investigado por las autoridades federales por presuntas irregularidades en la compra y distribución de pruebas de diagnóstico.

Indicó que su salida de la agencia se debió a su disconformidad con la gestión del Gobierno con la emergencia del coronavirus, especialmente de las pruebas para detectar la enfermedad.

Quiñones de Longo se puso al frente del Departamento de Salud el pasado 13 de marzo, después de que la gobernadora Wanda Vázquez le retirara su confianza al hasta entonces secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez, criticado por la gestión del COVID-19.

Tanto el Departamento de Salud como el equipo médico designado por el Gobierno para el combatir el coronavirus desmintieron que las pruebas se perdieran.

El equipo médico aclaró que 495 pruebas fueron entregadas a nueve hospitales y las cinco restantes guardadas.

El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes, Juan Oscar Morales, confirmó hoy que se iniciará una investigación por las denuncias de Quiñones de Longo.

La exsecretaria de Salud le atribuye la responsabilidad a Mabel Cabezas, destituida como jefa de personal del Departamento de Salud el pasado 19 de marzo, aunque el Gobierno la designó como integrante del equipo médico encargado de hacer frente a la crisis del COVID-19.

El senador y precandidato a la Gobernación por el opositor Partido Popular Democrático (PPD) Eduardo Bhatia pidió a la Cámara baja y al Senado que citen a testificar tanto a la extitular de Salud como a Cabezas para aclarar la situación.

EFE

Publicidad
Comments