Dólar: $3,774.25 Euro: $4,119.33

Covid-19

En vivo

  • 5.615.689

    Contagios Mundial
  • 351.077

    Muertes Mundial
  • 23.003

    Contagios Colombia
  • 776

    Muertes Colombia
  • 933

    Contagios Antioquia
  • 6

    Muertes Antioquia
  • Por -

    Francia debate cómo desengancharse progresivamente de sus generosos ERTE

    Francia se precia de haber puesto en pie el sistema más protector de Europa de paro parcial, los conocidos en España como ERTE, desde que se inició la pandemia de la covid-19 para evitar que millones de trabajadores cayesen en el desempleo, pero ahora empieza a plantearse cómo levantar poco a poco este generoso dispositivo.

    Hasta el comienzo de esta semana, el Ministerio de Trabajo había registrado demandas para 12,2 millones de empleados, lo que supone en torno al 60 % de los asalariados del sector privado, según informó la titular del Departamento, Muriel Pénicaud.

    La ministra, que durante semanas no ha dejado de jactarse de que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a la francesa son los mejores de Europa, ha pasado con el inicio de la desescalada a insistir en que ahora que se dan las condiciones de una vuelta a la actividad “ya no hay razón de que el Estado siga pagando la integridad de los salarios” a esas personas.

    Consciente de que los 24.000 millones de euros presupuestados de urgencia para el paro parcial pueden quedarse rápidamente cortos, Pénicaud dijo este martes que desde el 1 de junio la tasa de reembolso por el erario público “bajará un poco, progresivamente”, y las empresas tendrán que correr a cargo del resto.

    Desde la patronal Medef, su portavoz y vicepresidente, Fabrice Le Saché, pide prudencia a la hora de endurecer las condiciones, e insiste en que “lo peor sería terminar de forma brutal este dispositivo” que “ha permitido detener la hemorragia” que habría podido llevar a millones de personas al paro, como está ocurriendo en Estados Unidos.

    NECESIDAD O CONVENIENCIA

    No faltan quienes piensan que algunas empresas, al tener tanto margen de maniobra, han recurrido a los ERTE pese a que el confinamiento no les obligaba a ello. “Ninguna empresa recurre al paro parcial por conveniencia”, se defiende Le Saché en declaraciones a Efe.

    Marylise Leon, secretaria general adjunta del primer sindicato del país, la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), explica que han recibido informaciones de empresas que se han acogido al dispositivo “sin que fuera necesario”, porque podrían haber mantenido a sus empleados en activo con teletrabajo.

    No obstante, la “número dos” de la CFDT deja claro a Efe que el paro parcial a la francesa es “un buen dispositivo” y coincide con Le Saché en las dos razones principales: “permite evitar los despidos” y “mantener las competencias” para la reactivación.

    Y aunque su costo representa “cantidades astronómicas”, Leon hace hincapié en que “la cuestión primera es el empleo”, sobre todo sabiendo que este mes de mayo podrían pasar a engrosar las filas del paro entre 400.000 y 500.000 personas en Francia, principalmente temporales y autónomos.

    En una posición menos conciliadora, la Confederación General del Trabajo (CGT), aun reconociendo que el sistema constituye “un modelo social importante”, destaca que “es generoso con las empresas”, porque el Estado les reembolsa completamente, y no tanto con los trabajadores, que de media han perdido entre 200 y 300 euros mensuales de sus salarios.

    Su secretario confederal, Boris Plazzi, lamenta que las grandes empresas no tengan que contribuir más y, en una entrevista a Efe considera que, de entrada, tendría que ser incompatible con la distribución de dividendos.

    UN DISPOSITIVO CARO, PERO ADECUADO

    El dispositivo francés, que fue modificado con un decreto a finales de marzo para adaptarlo a la crisis de la covid-19 (y luego con una ley un mes después), garantiza un reembolso muy rápido del 84 % del salario neto, hasta un límite de 4,5 veces el salario mínimo.

    Desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), su responsable de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales, Stefano Scarpetta, admite a Efe que el sistema francés es muy generoso, pero señala que el paro parcial es “particularmente adecuado para esta crisis”.

    La prueba es que las cifras de su utilización “son espectaculares” con hasta el 70 % de los trabajadores acogidos en Nueva Zelanda, el 40 % en Italia o entre el 20 y el 30 % en España y en Alemania, donde el número de asalariados en paro parcial es 20 veces superior al que hubo en la crisis financiera de 2008-2009.

    Es verdad que para las finanzas públicas “los costes serán extraordinarios”, pero “la alternativa sería tener que pagar subsidios de paro”, apunta Scarpetta, que recuerda que en Estados Unidos desde el comienzo de la crisis la tasa de desempleo ha crecido en más de 10 puntos porcentuales, hasta el 14,7 % en abril.

    Y apunta que ese desempleo masivo está golpeando a los grupos más frágiles, que en Estados Unidos con mucha frecuencia tampoco tienen cobertura sanitaria.

    EFE

    Deja tu comentario


    Te puede interesar


    Suscríbete a nuestros boletines

    Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

    Instala nuestras Apps

    Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com