contador de visitas
Síguenos

Más Salud

España dice que limitar la entrada en la UE es un tema sanitario

Publicado

el

e32954a1e058c82f2e6a35034dea32c754b81b84w

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró este miércoles que imponer restricciones de entrada en la Unión Europea (UE) a ciudadanos de países terceros según su situación epidémica «no es un ejercicio diplomático, sino un ejercicio sanitario».

En conferencia de prensa tras mantener una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, la ministra española respondió así al ser preguntada por la propuesta de que la UE establezca criterios comunes para la apertura de sus fronteras exteriores que tengan en cuenta la situación de la epidemia de coronavirus.

Estos criterios podrían impedir la entrada de ciudadanos de países como Estados Unidos, Brasil o Rusia, en los que la epidemia aún no ha sido controlada.

España apuesta por que sea la Organización Mundial de la Salud (OMS) o el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) la entidades que determinen la incidencia de casos entre la población de un país que permitiría a sus ciudadanos viajar o no a la UE.

«Se trata de establecer criterios epidemiológicos y sanitarios claros y comunes a todos», dijo González Laya, para quien esto «no es un juego diplomático, ni matemático, sino un esfuerzo por mantener la seguridad sanitaria de los ciudadanos».

González Laya y Szijjártó analizaron la situación de las relaciones bilaterales y asuntos pendientes de la UE como la inmigración, un asunto en el que la posición de ambos países difiere sustancialmente, por lo que «el consenso es complicado, pero necesario», indicó la ministra española.

Señaló que, entre los puntos comunes de España y Hungría, destaca la necesidad de luchar contra las mafias que trafican con los migrantes, la necesidad de centrar los esfuerzos europeos en el desarrollo económico de países emisores, la importancia de distinguir entre los solicitantes de asilo, los refugiados y los inmigrantes.

También coincidieron en la necesidad de abrir vías legales para la inmigración según las necesidades del mercado laboral y la necesidad de establecer a nivel europeo un «sistema justo y solidario» de abordar la inmigración ilegal y garantizar la «solidaridad» de toda la UE con los países con frontera exterior, como son España y Hungría.

«Tenemos puntos de vista que no son coincidentes, pero vamos a seguir trabajando y construyendo un consenso poco a poco», subrayó la ministra.

Su colega húngaro subrayó la importancia de que Europa avance en estos puntos en común para «evitar una nueva ola de inmigración provocada por el coronavirus que cree problemas sanitarios y económicos» al competir por los puestos de trabajo.

Según Szijjártó, España y Hungría tienen «visiones del mundo diferentes, pero también hay puntos comunes» sobre los que se puede trabajar.

EFE

Publicidad
Comments
Publicidad

Medellín

Publicidad