contador de visitas
Síguenos

Más Salud

De Bellini al poeta Drummond, las estatuas de Río también usan mascarilla

Publicado

el

5697476fc7a68649535379024001ef292805c7cdw

Inmortalizados en forma de estatua, el capitán de la mítica selección brasileña de 1958 Hilderaldo Bellini, el poeta Carlos Drummond de Andrade o el cantautor Cartola amanecieron con mascarilla para concienciar a los brasileños sobre su uso en plena pandemia.

La Alcaldía de Río equipó con mascarillas a más de 40 estatuas de la «Cidade Maravilhosa» para alertar a la población sobre su obligatoriedad a partir de este jueves para frenar la propagación del coronavirus.

La escultura de Cartola (1908-1980), erigida en el bohemio barrio de la Mangueira como tributo a uno de los mayores sambistas de la historia brasileña, se unió a la campaña contra el COVID-19 y dejó claro que, si bien «Las rosas no hablan», como dice uno de sus mayores clásicos, las mascarillas sí que ayudan a frenar el virus.

También lució mascarilla el escritor Carlos Drummond de Andrade (1902-1987), considerado el principal nombre de la poesía brasileña y uno de los impulsores de la Semana del Arte Moderno de 1922, que revolucionó el arte en el país.

«En el camino había una piedra. Había una piedra en el camino», dice uno de sus poemas más célebres.

A las puertas del mítico estadio de Maracaná, Hilderaldo Bellini (1930-2014), capitán del «equipo de estrellas» vencedor del Mundial de Fútbol de 1958, sigue con el balón en una mano, en la otra la copa conquistada aquel año y, en el rostro, el aderezo obligatorio.

A los pies de Bellini, uno de los grandes ídolos deportivos de Brasil por haber levantado el primero de los cinco títulos mundiales conquistados por el país, un cartel recuerda a los peatones que «Si estás fuera de casa, tienes que llevar mascarilla. Es obligatorio».

Pese a la obligatoriedad del equipamiento de seguridad, el compositor Tom Jobim (1927-2004) amaneció sin mascarilla en el paseo marítimo de la zona sur de Río de Janeiro, desde donde dio vida a su eterna «garota de Ipanema» junto a Vinícius de Moraes.

Pero la estatua del «Maestro Soberano», uno de los fundadores de la bossa nova y que da nombre al Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro, sí lleva el cartel de aviso a sus pies, mientras carga en hombros su fiel guitarra.

Según la Alcaldía carioca, la campaña fue creada con el objetivo de advertir a la población sobre la importancia de las mascarillas como barrera de protección contra el avance del coronavirus.

«Lo más importante no es castigar, sino concienciar sobre la importancia del uso de mascarillas en un momento en el que la curva de contagio se acentúa en la ciudad», dijo el alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella.

Las estatuas enmascaradas despertaron la curiosidad de los transeúntes cariocas, que dedicaban largas miradas y comentaban el uso del adorno por algunas de las mayores personalidades de la historia brasileña.

«¡Qué buena idea! Que lástima que, para ellos, ya sea tarde», suspiró una señora mientras observaba a un precavido Bellini.

EFE

Publicidad
Comments