contador de visitas
Síguenos

Más Salud

«Cuarentena evitó que Perú fuese otra España», dice vicedecano del Colegio Médico

Publicado

el

3f5cd290a5cec095c2a925030f1d573b1b7ff037w

La cuarentena en Perú, decretada cuando solo había registrados 71 casos de la COVID-19, evitó decenas de miles de muertes como las acontecidas en España o Italia, pero ya no puede alargarse más allá del 10 de mayo, aseguró en una entrevista a la Agencia Efe el vicedecano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña.

Tras siete semanas de confinamiento, Perú registraba hasta el sábado 1.200 muertes y más de 42.000 contagiados, una progresión que Maguiña espera que alcance su pico máximo precisamente para la segunda o tercera semana de mayo, cuando comenzará un plan de cuatro fases para reactivar la economía y recuperar la normalidad.

Para el experimentado médico infectólogo, prolongar el confinamiento solo incitará a la rebeldía de la gente, que cada vez acata menos las restricciones. Por eso recomendó hacer cercos por barrios para evitar que Lima, donde viven 10 millones de personas, colapse y el coronavirus avance sin control.

Pregunta: ¿Es razonable prolongar la cuarentena?

Respuesta: Creemos prudente mantenerla hasta la octava semana como se ha hecho, pero más allá del 10 de mayo es ya insostenible en un país en desarrollo como Perú y con una infraestructura en salud muy pobre desde hace 40 años.

P: ¿Qué ocurriría si se alargase?

R: Mantenerla solo hará que haya más rebeldía en la gente. El incumplimiento en Lima ha sido del 30 %. En otras ciudades como Iquitos no se ha cumplido, y por eso su colapso. Hay inmigrantes por todos lados y gente en la informalidad sin ingresos que obliga al Estado a retomar algunas actividades económicas que no tendrían demasiado peso en el contagio.

P: ¿Qué se debería hacer con los grupos de riesgo?

R: Para los mayores de 60 años la cuarentena debe continuar. Aunque ya no sea obligatoria, no conviene que salgan todavía por las condiciones a las que se van a exponer, sobre todo cuando puede haber una segunda ola de contagios y complicarse la situación.

P: ¿Qué tamaño puede tener esa segunda ola?

R: Ojalá que para el 10 de mayo no tengamos 100.000 casos porque no se podría manejar. Si llegamos con 60.000 todavía sería manejable, sobre todo en Lima. Por eso es importante la contención y los cercos comunitarios. Mientras menos infectados tengamos en los conos (periferia), habrá menos infectados en Lima y otros distritos.

P: ¿Es factible una cuarentena por regiones?

R: Tienen que hacer los famosos cercos epidemiológicos que el Colegio Médico recomendó, para evitar que Lima y otras regiones donde el sistema no colapsó entren en la fase 4 (fase comunitaria extensiva), donde las medidas de contención ya no sirven. En Iquitos ya colapsó y solo queda salvar las vidas que se puedan.

P: ¿En qué consisten los cercos?

R: Se trata de identificar los casos positivos asintomáticos y aislarlos en lugares comunales para que no contagien a sus vecinos. Es mandatorio hacerlo.

P: ¿Cuánto ha contribuido la cuarentena de ocho semanas a frenar la propagación del virus SARS-CoV-2?

R: Ha ayudado en un país pobre y con un sistema de salud quebrado desde hace décadas. Si no se hubiese hecho esta medida con el sacrificio de todos, Perú hubiese sido otra España u otra Italia, con 10.000 o 20.000 muertos. Se ha evitado porque se hizo antes (que en esos países), pero no hay que bajar la guardia en estos meses.

P: ¿Cuándo esperan que se alcance el pico máximo de la curva de contagios?

R: Mientras haya más contagios, sube la curva, aunque no está siendo tan exponencial. Tiende a inclinarse y eso da cierta esperanza. Probablemente en la segunda semana de mayo o máximo la tercera semana comience a bajar.

P: ¿Cuántos contagios cree que pueden alcanzarse en mayo?

R: Mayo es un mes clave, donde lo que tenemos que manejar los clínicos es la magnitud. ¿Van a ser 80.000, 70.000 o 60.000? Dependerá de las estrategias de contención, por eso no debemos bajar la guardia.

P: ¿Cree que el Gobierno pecó de ingenuo al vaticinar inicialmente que el pico máximo se daría a final de marzo?

R: Habiendo hecho cosas buenas, fallaron los datos. Había que sincerar el número de casos. Solo se basaban en la prueba molecular (PCR). Los cálculos se hicieron con datos incompletos y las proyección no era la correcta. Cuando ahora se ha sincerado, mire la cantidad de casos que tenemos. Es mucho más real que hace un mes.

P: ¿Cuántos médicos hay infectados de coronavirus?

R: Ya sobrepasan los 400. Ha muerto uno y al menos otros 25 están en cuidados intensivos. Nosotros estamos comprando artículos y medicinas. Lamentamos que todavía no tengamos los equipos de protección al cien por cien. Siempre lo hemos reclamado al Estado.

R: ¿Qué tan importante es que se continúen las estrategias de vacunación de enfermedades estacionarias como la gripe, cuya temporada comienza ahora en mayo?

R: Para la influenza y el neumococo es mandatorio, independientemente de la emergencia de la COVID-19, porque son dos enfermedades con síntomas parecidos, y es mejor que tanto niños como ancianos y otros grupos de riesgo se vacunen para evitar otra enfermedad que también puede ser fatal para ellos.

P: ¿Confía en que la vacuna para la COVID-19 pueda estar finales de año?

R: Con toda la tecnología es posible que la desarrollen, pero no soy muy optimista en que esté pronto. Si está en dos años, sería un logro de la ciencia. Cuando apareció el VIH en 1981 decían que su vacuna iba a estar en 1990, y aún no la tenemos. Igual pasó con el SARS en 2003 y con el MERS en 2012, que son primos hermanos de la COVID-19.

EFE

Publicidad
Comments