Dólar: 3.787,20 Euro: $4.383,51
Por -

Birmania pone bajo cuarentena un estado en conflicto armado por la COVID-19

Birmania puso en cuarentena el estado de Arakan (Rakáin, en el oeste), sumido en un conflicto armado desde hace dos años y uno de las más empobrecidos del país, como consecuencia de un rebrote de la COVID-19, después de varios meses en los que el país parecía tener bajo control la pandemia.

“En el estado de Rakáin, los casos de COVID-19 están aumentando en un breve espacio de tiempo. Se ha avisado a los habitantes de todos los distritos de que permanezcan en sus hogares para controlar la propagación de la enfermedad”, señalaba un comunicado del Ministerio de Sanidad y Deportes emitido la noche del miércoles.

Birmania, que con un total de 586 infecciones del nuevo coronavirus y 6 muertos entre sus 53 millones de habitantes parecía tener controlada la pandemia, está experimentando estos días un aumento de los casos.

La mayoría de las nuevas infecciones, 173 en los últimos dos días, se han detectado en Arakan, estado de tres millones de habitantes y desde enero de 2019 escenario de una encarnizada guerra entre las Fuerzas Armadas birmanas y la guerrilla etnonacionalista del Ejército de Arakan (AA), que lucha por la autonomía del estado, de mayoría rakáin, etnia predominantemente budista.

Arakan es la segunda región más depauperada de la empobrecida Birmania y, en gran parte aislada del resto del país por una cordillera montañosa, cuenta con una exigua infraestructura sanitaria.

Como consecuencia del conflicto armado, el Gobierno ha impuesto desde junio de 2019 en el norte del estado, donde se concentra la mayoría de los combates entre el Ejército y la guerrilla, el apagón de internet más prolongado del mundo, si bien el pasado 7 de agosto se volvieron a restablecer las redes de internet 2G, pero no las de 4G.

Además de la mayoría rakáin, Arakan es el hogar de los rohinyá, etnia predominantemente musulmana a la que el Gobierno arrebató la ciudadanía a principios de los 90 por considerarlos “inmigrantes ilegales” procedentes de la vecina Bangladés, pese a haber habitado en el país durante generaciones.

Los rohinyás fueron víctimas hace tres años de una brutal campaña militar por la que el Gobierno y el Ejército birmanos se enfrentan a una acusación de genocidio en la Corte Internacional de Justicia en La Haya y que expulsó a más de 700.000 de ellos a Bangladés, donde permanecen en el complejo de campos de refugiados más grande del mundo.

En Arakan permanecen unos 600.000 rohinyás, según la ONU, 130.000 de ellos confinados en campos de desplazados desde una oleada de violencia sectaria con la mayoría rakáin en 2012, todos ellos sometidos a estrictas restricciones de movimiento y con enormes dificultades para acceder a servicios sanitarios, según han denunciado organizaciones como Amnistía Internacional.

EFE



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com