La Corte Suprema llamó la atención de un ciudadano que los calificó de “delincuentes” e “indignos”

Corte Suprema de Justicia/Archivo

Luego de que un ciudadano abusara del mecanismo de la acción de tutela, por el cual buscaba reclamar la resolución de una denuncia, la Corte Suprema le llamó la atención y rechazó la solicitud debido a que mediante esta les calificó de “delincuentes” e “indignos”.

El hombre había sido multado con dos salarios mínimos legales vigentes en el 2015 por la Corte Suprema, debido a que había iniciado una “tutelatón” en el país, presuntamente con el objetivo de congestionar más el sistema judicial para que le prestaran atención a su caso en específico.

Sin embargo nuevamente este ciudadano presentó una acción de tutela contra los magistrados Rigoberto Echeverry Bueno, Gustavo Enrique Malo Fernández y Taylor Ivaldi Londoño Herrera, alegando una violación a sus derechos fundamentales al debido proceso, aunque no presentó argumentos válidos, tampoco declaro quienes eran los responsables y no era comprensible lo que quería obtener, por lo que le dieron un plazo de 3 días para volverla a presentar corregida.

El ciudadano presentó la misma acción de tutela, aunque en esta ocasión iba acompañada de las fuertes acusaciones contra la Corte y sus funcionarios, fue por esto que nuevamente su solicitud ha sido rechazada y fue merecedor de un llamado de atención: “no atendió el requerimiento para que corrigiera la solicitud de amparo, y de otro lado, acudió a la administración de justicia demostrando un comportamiento irrespetuoso, descomedido y denigrante”.