Por -

Los supuestos sobornos entre Argentina y Venezuela ya involucran al Vicepresidente Cobos en el escándalo.

Julián Ercolini, el juez de Buenos Aires que investiga el supuesto cobro de sobornos para exportar productos argentinos a Venezuela, recibió documentación que involucra al vicepresidente de Argentina, Julio Cobos, en negocios con el país caribeño, informó hoy el diario Perfil.

Cobos, por su parte, se desmarcó del escándalo y dijo estar de acuerdo con la creación de una comisión investigadora para apoyar la pesquisa de la Justicia.

Según Perfil, el nombre de Cobos figura en una investigación que Eduardo Mondino, ex Defensor del Pueblo, recibió en 2007 y en la que se describía las maniobras que debían realizar las firmas argentinas que quisieran exportar a Venezuela bajo el paraguas de un convenio firmado por el presidente venezolano, Hugo Chávez, y su entonces homólogo de Argentina, Néstor Kirchner.

El informe, que le acercó una persona que pidió reserva de su identidad, señalaba que el “gestor” de los acuerdos era Claudio Uberti, un ex funcionario argentino que debió renunciar en 2007 por otro escándalo relacionado con Venezuela, y el “recaudador” era José Rodríguez, titular de la empresa Madero Trading.

El documento aludía también a que “en el camino” había que dejar un porcentaje del 15 por ciento para Palmat, una de las empresas que junto a Madero Trading están bajo la lupa de Ercolini.

Los nombres de Cobos, por entonces gobernador de la provincia de Mendoza, y de Jorge Obeid, su homólogo de Santa Fe, aparecen en escena por “haber tenido contactos con el argentino Oscar Giménez Ayesa, presidente del Banco Guyana, sujeto a las regulaciones venezolanas y al que se giraban las comisiones”.

El documento, destacó Perfil, también puntualiza que por aquellos años “Cobos y su par del estado venezolano de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, firmaron un acuerdo de cooperación para fomentar las exportaciones de Mendoza”.

El vicepresidente argentino, que entonces era un aliado extrapartidario de Kirchner y actualmente está enfrentado con el ex presidente y con su esposa y sucesora, Cristina Fernández, aseguró que no tiene “la menor idea” de por qué su nombre aparece en esta investigación.

“Lo único que recuerdo es que firmé un convenio de hermandad con el gobernador de Bolívar. Pero esos acuerdos son institucionales y los hacíamos con otras provincias y países”, destacó.

Cobos dijo que cree que ninguna empresa mendocina cerró negocios en Venezuela y abogó por la creación de un comisión investigadora que apoye la tarea de la Justicia argentina. “Hay que ir a fondo con esta cuestión”, insistió.

Julián Ercolini instruye una causa por “asociación ilícita” presentada por la opositora Coalición Cívica contra, entre otros, Kirchner (2003-2007) y Julio de Vido, quien fuera su ministro de Planificación y mantiene este cargo en el Gobierno de Fernández.

La causa tuvo un fuerte impulso hace unos días, cuando Eduardo Sadous, ex embajador argentino en Caracas, denunció que empresarios argentinos le habían comentado que debían pagar sobornos de entre un 15 y un 20 por ciento para hacer negocios con Venezuela.

Sadous apuntó directamente a De Vido y dijo además haber perdido su puesto en Caracas después de denunciar internamente “corrupción” en el manejo del acuerdo firmado en 2004 por ambos Gobiernos, por el cual Argentina compra fuel y gasóleo a Venezuela, que a su vez se compromete a usar ese dinero para adquirir productos argentinos.

En su denuncia ante Ercolini, el diplomático también precisó que la relación comercial entre ambos países la manejaba Uberti, que tuvo que dimitir en 2007 por el denominado “caso del maletín” con 800.000 dólares que el venezolano Guido Antonini Wilson pretendió ingresar en Argentina sin declarar en agosto de ese año.

Antonini Wilson, quien señaló que ese dinero estaba destinado a la campaña presidencial de Cristina Fernández, afirmó en una reciente entrevista con el diario bonaerense Clarín que era “vox pópuli” el cobro de sobornos o comisiones ilegales a empresarios por parte del Gobierno argentino.

El jefe del Gabinete argentino, Aníbal Fernández, ha señalado que las denuncias “son una gran mentira orquestada con vocaciones politiqueras”, en la misma línea que Chávez, quien consideró que suponen “una operación política” que busca “manchar” las relaciones bilaterales.

(Vía EFE)



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com