Dólar: $3,774.25 Euro: $4,119.33

Covid-19

En vivo

  • 5.840.369

    Contagios Mundial
  • 360.919

    Muertes Mundial
  • 25.366

    Contagios Colombia
  • 822

    Muertes Colombia
  • 1.005

    Contagios Antioquia
  • 7

    Muertes Antioquia
  • Por -

    La otra rotación del estado ruso

    La formación del gobierno del primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, y de la nueva administración del presidente Vladimir Putin, aparece como otra rotación de puestos en el estado euroasiático.

    Después de rotar sus cargos en el Kremlin y la Casa Blanca (sede del gobierno), Putin y Medvedev decidieron aplicar un método similar a la hora de seleccionar los respectivos colectivos de subordinados.

    Medvedev quedó con un equipo formado por un primer viceprimer ministro, seis vicejefes de Gobierno y 20 ministros, 15 de ellos renovados, en lo que pareció ser el resultado de un profundo debate.

    Los puestos claves en el gabinete quedaron a cargo de ministros que trabajaron junto a Putin, cuando este dirigió el ejecutivo en los últimos cuatro años, incluidos el de Exterior, Serguei Lavrov; de Defensa, Anatoli Serdiukov; y de Finanzas, Antón Siluanov.

    Por su lado, los titulares de Justicia, Alexander Konovalov; y de Deporte, Vitali Mutko, también quedaron en sus puestos, aunque de esta última cartera se distribuyen los asuntos de Juventud para el ministerio de Educación y los de Turismo para el de Cultura.

    Tampoco entra en el círculo de los allegados de Medvedev el nuevo ministro de Desarrollo Económico, Andrei Belausov, quien se desempeñó como segundo de esa cartera de 2006 a 2008, ni el titular de Energía, Alexander Novak, ex vicetitular de Finanzas.

    Al frente del sector de la llamada economía real, incluida la esfera energética, se sitúa el ex ayudante presidencial Arkadi Dvorkovich, uno de los más cercanos de Medvedev.

    Dvorkovich, a la vez, es visto como entre los principales puntos de apoyo del jefe de Gobierno en un ejecutivo que cuenta con muchos tecnócratas y contados políticos, considera Nezavisimiya Gezeta.

    La rotación se hace más evidente en la composición de la administración presidencial a la que Putin llamó a varios de sus antiguos ministros.

    De esa forma, el ex titular del Interior, Rashid Nurgaliev, pasó a vicesecretario del Consejo Nacional de Seguridad y la ex ministra de Salud y Desarrollo Social, Tatiana Galikova, a atender una rama similar en el Kremlin, en las relaciones con Abjasia y Osetia del sur.

    Asimismo, la ex jefa de la Cartera de Desarrollo Económico, Elvira Nabiullina, atenderá ese mismo asunto en la presidencia; el ex titular de Educación, Alexander Fursenko, la entrega de títulos científicos y el ex ministro de Comunicaciones, Igor Shegoliev, la misma esfera.

    Putin y Medvedev intercambiaron sus secretarios de prensa, Dmitri Peskov pasó al Kremlin y Natalia Timakova al ejecutivo, aunque ahora ambos también serán vicejefes de administración presidencial y del aparato de gobierno, respectivamente.

    Analistas locales, citados por Komersant estiman que Putin crea una fuerte administración, desde la que se pueda atender directamente todas las ramas ejecutivas.

    Para el jefe del Fondo “Política efectiva”, Gleb Pavlovski, el de Medvedev es un gobierno de compromiso, dentro del cual existen varias tendencias, las que deberán ejercer el poder en el ámbito del consenso.

    El director del Centro de Tecnologías Políticas, Igor Bunin, opinó que Putin conservó el control de forma indirecta de las carteras de Economía y Finanzas y de la Agencia Federal Antimonopolio, por las cuales pasan las principales decisiones en materia económica.

    Algunos medios de prensa consideran que será difícil observar en el nuevo equipo ministerial de Medvedev la libertad de decisión y planteamiento de políticas que caracterizó al cuatrienio de Putin al frente del equipo ministerial.

    Entre los nombramientos más llamativos está el del nuevo ministro de Comunicaciones, Nikolai Nikiforov, candidato al mismo puesto en la república de Tatarstán, el cual, con 29 años, se convirtió en el funcionario más joven de un ejecutivo en la historia moderna de Rusia.

    Nikiforov viene de la república rusa, donde más avanzó la aplicación de las nuevas tecnologías de la Internet en la vida cotidiana, incluido el llamado gobierno electrónico, en el cual la población accede a gran parte de los servicios por la red de redes.

    Otro puesto promovido por Medvedev fue el del nuevo ministro de atención a asuntos del “gobierno abierto”, Mijail Abizov, un grupo de expertos financieros, economistas, políticos e intelectuales que debaten y proponen iniciativas de ley o regulaciones.

    Precisamente, uno de los principales anuncios de Medvedev antes de abandonar el Kremlin fue la creación del “gobierno abierto”, una práctica cuya aplicación y desarrollo aún esta por probarse.

    En el nuevo gobierno, el primer viceprimer ministro, Igor Shubalov, se convierte en un elemento que podría garantizar la continuidad de las políticas nacionales y el enlace entre el Gobierno y el Kremlin.

    Shubalov, deberá dar continuidad a asuntos relacionados con el clima favorable para las inversiones, la privatización, la desregulación, la Unión Euroasiática, construcciones de infraestructura y el desarrollo del Lejano Oriente.

    Por cierto, el ejecutivo cuenta con un nuevo ministro de Desarrollo del Lejano Oriente, un cargo que ejercerá Viktor Ishaev, quien funge como plenipotenciario del Presidente para esa región.

    Expertos a los que se remite el diario Vedemosti consideran que sería la primera vez en poco más de dos décadas de historia rusa que un funcionario estatal conjuga el poder presidencial y del gabinete.

    Por otro lado, la prensa señala que la política exterior en este nuevo periodo de binomio en el poder tiende a ser compartida, como lo evidenció el viaje de Medvedev a la cumbre de Camp David.

    Aunque existieron razones probadas para la ausencia de Putin a la máxima reunión de los siete países más industrializados y Rusia (G-8), pues se ocupaba de formar al Gabinete, medios digitales opinan que la presencia de Medvedev en la mencionada reunión para nada fue casual.

    Tópicos como la unidad de criterios para apoyar sanciones a Irán son en los que Putin se siente menos a gusto, señalan publicaciones como Gazeta.ru.

    A ello se agrega, sobre todo, el hecho de que en vísperas de la cita en Camp Daviv, el Pentágono anunció la realización de pruebas con el cohete interceptor adaptado SM-3 que será uno de los componentes fundamentales del sistema antimisiles estadounidenses en Europa.

    Moscú insiste en un compromiso jurídico por parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de que tal sistema de ninguna forma pondrá en peligro la capacidad disuasiva de las armas estratégicas rusas.

    Tal situación obliga a Moscú a reforzar su capacidad para superar los sistemas anticoheteriles con nuevos tipos de misiles y el aumento de radares y centros de monitoreo de objetivos aéreos como el abierto en Kaliningrado, en diciembre pasado, y, recientemente, en Irkutsk.

    Por esa misma razón, fue imposible realizar la cumbre del Consejo Rusia-OTAN.

    Los nuevos equipos en el Kremlin y en el Gobierno deberán balancear de forma delicada las diferentes tendencias al abordar asuntos como la integración euroasiática y el curso de las reformas socioeconómicas internas, entre otros temas.

    Antonio Rondón | Moscú (PL)

    Deja tu comentario


    Te puede interesar


    Suscríbete a nuestros boletines

    Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

    Instala nuestras Apps

    Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com