Dólar: 3.871,89 Euro: $4.516,93
Por -

La fiscalía acusa a excanciller de Nicaragua por el supuesto robo de unas campanas

La Fiscalía de Nicaragua acusó al excanciller Francisco Aguirre Sacasa por el presunto robo de dos antiguas campanas de bronce en una parroquia de la ciudad colonial de Granada (Pacífico), informó este jueves el Poder Judicial.

Aguirre Sacasa, que también fue embajador de Nicaragua en Estados Unidos durante la Administración de Arnoldo Alemán (1997-2002), fue acusado inicialmente ante el Juzgado Penal de Audiencia de Granada y posteriormente ante el Juzgado Noveno Distrito de lo Penal de Managua.

En la acusación, en la que aparece como víctima u ofendido la parroquia San José Obrero, representada por el sacerdote Santos Leonardo Murillo Martínez, la Fiscalía no específica el delito que se le imputa a Aguirre Sacasa, próximo a cumplir 76 años y crítico con el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.

El fin de semana pasado, la Policía Nacional presentó a Aguirre Sacasa como “tope”, es decir receptor de objetos robados, ante medios de comunicación del Gobierno, antes de soltarlo, para que enfrente un proceso judicial en libertad.

El Código Penal de Nicaragua reconoce el delito de “receptación”, que se refiere a las personas que compren, reciban u oculten bienes provenientes de un delito, conociendo su ilícita procedencia, a los que se les puede imponer una pena de uno a tres años de prisión o multas de 50 a 300 días de trabajo en beneficio de la comunidad.

Aguirre Sacasa, que fue diputado por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en el período 2007-2012 y candidato a la vicepresidencia de la República en 2011, ha admitido que compró las campanas en 100 dólares a José Bermúdez, otro de los acusados y a quien le ha comprado objetos en otras ocasiones, y en su defensa ha dicho que desconocía que eran robadas.

El también exfuncionario del Banco Mundial ha puesto en duda que las campañas que compró sean las de la parroquia, porque él pagó por ellas desde mediados de julio pasado y la Policía asegura que fueron robadas el 3 de agosto.

Además, ha advertido que días antes del 3 de agosto, según ha dicho el mismo párroco, fueron robadas las cámaras de seguridad instaladas en el templo, por lo que no descarta que su caso sea una celada de los aparatos de seguridad y vigilancia del Gobierno con el fin de humillarlo, destruir su reputación y enviar un mensaje a los opositores.

“El Gobierno está en ese plan de ir con todo en contra de la oposición nicaragüense”, ha dicho a periodistas el político, que se ha declarado inocente y que su caso tiene “un trasfondo político”.

Junto a Aguirre Sacasa fueron acusados otras cuatro personas por los delitos de “robo con fuerza”, entre ellos el que le vendió las dos campanas.

El caso está en manos de la jueza Karen Vanessa Chavarría Morales, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencias de Managua, que aún no ha definido cuando convocará a la audiencia preliminar, en la que decidirá si admite o no la acusación de la Fiscalía.

EFE



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com