Por -

La era Berlusconi en Italia ha concluido. Renunció el Primer Ministro

Cientos de personas gritaban en la plaza del palacio del Quirinal "Dimisión, dimisión"

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, llegó hoy al palacio romano del Quirinal, sede de la jefatura del Estado, para presentar su dimisión al presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Berlusconi, de 75 años, se comprometió el pasado día 8 ante el jefe del Estado a dimitir una vez que el Parlamento aprobara la Ley de presupuestos para 2012, que incluye las reformas económicas exigidas a Italia por la UE, lo que se produjo hoy.

Cuando salía de su casa, el romano palacio Grazioli, decenas de personas le increparon duramente, mientras que cientos de personas le esperaban en la plaza del palacio del Quirinal a los gritos de “Quien no salte, Berlusconi es”, “Dimisión, dimisión”, “Bufón” y “Vete, vete”.

Una orquestina tocó el “Aleluya”, para festejar -dijeron- la caída de Berlusconi, “una liberación para el país”.

Berlusconi tuvo que hacer un recorrido alternativo para llegar al Quirinal debido a la cantidad de personas congregadas en la plaza del palacio presidencial y las calles adyacentes por donde tenía previsto pasar.

A su entrada en el palacio, los gritos contra el político conservador arreciaron.

Fuentes de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), dijeron que Berlusconi se siente “muy amargado” por estos actos de los ciudadanos contra él, que comenzaron en la plaza Colonna, delante de la presidencia del Gobierno, donde le llamaron, entre otras cosas, “ladrón”.

Con la dimisión, se abrirá oficialmente una crisis del Gobierno y el presidente de la República, Giorgio Napolitano, de 86 años, decidirá ahora los pasos a seguir.

Según establece la normativa, Napolitano se “reserva la decisión” (es decir, si acepta o no la dimisión) y mañana, según fuentes de la presidencia, comenzará las consultas con los partidos políticos para la formación de un nuevo Ejecutivo.

La normativa establece que el jefe del Estado se reúna con los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Renato Schifani y Gianfranco Fini, respectivamente, después con los portavoces de los grupos parlamentarios y concluya con los presidentes eméritos de la República.

No se descarta que ya mañana mismo encargue la formación de nuevo Gobierno, con el objetivo de que el lunes, cuando los mercados financieros abran, Italia tenga nuevo Ejecutivo que ponga en marcha las medidas económicas exigidas por la UE.

La opción que en estos momentos suena con más fuerza es la formación de un gabinete técnico, presidido por el prestigioso economista y excomisario europeo Mario Monti, de 68 años, que cuenta con un importante apoyo entre las fuerzas parlamentarias y que el pasado día 9 fue nombrado senador vitalicio por Napolitano.

Monti también cuenta con las simpatías de la patronal italiana.

Mario Monti podría presentar ya mañana domingo su nuevo Gobierno y en los próximos días acudir al Parlamento para pedir su voto de confianza.

El centro izquierda está en la línea de apoyarlo, mientras que la Liga Norte, aliada de Berlusconi, ya ha anunciado que votará en contra.

Crisis en Italia

Numerosas personas salieron a manifestarse ante el Parlamento y el Palacio de Quirinale, sede de la presidencia, al grito de “dimisión, dimisión”.

El Parlamento italiano adoptó en forma definitiva este sábado y en un clima tenso las medidas de ajuste exigidas por la Unión Europea (UE) para capear la crisis económica, condición puesta por el primer ministro Silvio Berlusconi para presentar su renuncia al cargo.

Tras su dimisión, Berlusconi deberá ser sustituido por un gobierno de emergencia que se comprometa a reducir la colosal deuda pública del país.

Con ese acto se pone fin a una de las épocas más controvertidas de la historia de Italia, recordada por los escándalos judiciales y sexuales, que minaron la imagen del país y desacreditaron a su clase gobernante.

Con información de abc.es y google.com

Información Previa

El jefe del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, principal protagonista de los últimos 17 años de la vida política de Italia, debía renunciar este sábado a su cargo, después de que el Parlamento apruebe las medidas anticrisis tomadas bajo la presión de los mercados, cerrando así una era marcada por los escándalos.

©AFP/Archivo / Andreas Solaro Berlusconi, tomando asiento en el Parlamento italiano

Italia tuvo que acelerar el ritmo esta semana para aprobar el paquete de medidas exigidas por la Unión Europea (UE), ante el riesgo de que la crisis derribe al país, tercera economía de la eurozona, con una deuda de 1,9 billones (un 120% de su Producto Interior Bruto). Después de que el Senado aprobara la víspera las medidas, la Cámara de Diputados deberá ratificar definitivamente este sábado el paquete de reformas.

En cuanto adoptadas, Berlusconi, de 75 años, deberá acudir ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para presentar su renuncia, tal como prometido a mediados de la semana para aliviar el acoso de los mercados. Con ese acto se pone fin a una de las épocas más controvertidas de la historia de Italia, recordada por los escándalos judiciales y sexuales, que minaron la imagen del país y desacreditaron a su clase gobernante.

Salvo sorpresas, Il Cavaliere deberá ser remplazado por un tecnócrata, el economista Mario Monti, de 68 años, un experto en asuntos europeos y por diez años comisario europeo, quien cuenta con el apoyo de casi todos los partidos políticos, entre ellos el Partido Democrático (PD, izquierda), así como de los industriales.

Sin embargo, Berlusconi y una parte de su formación de derecha, Pueblo de la Libertad (PdL), amenazaron a última hora con oponerse a su designación, creando un clima de incertidumbre contra el llamado gobierno “técnico” al proponer otros candidatos al delicado cargo.

Según la prensa italiana, el multimillonario político, se lamenta de no haber sido consultado sobre su sucesor y exige garantías para el futuro de su imperio mediático, que se vería gravemente afectado por nuevas leyes que fijen límites a la publicidad. Además, el controvertido movimiento populista Liga Norte, aliado clave de Berlusconi, adelantó que se opone a un gobierno que no sea elegido con el voto popular y anunció su total oposición.

La aprobación de las medidas y la eventual designación de Monti para salvar a Italia del abismo fue bien recibida por los mercados bursátiles que reaccionaron positivamente el jueves y viernes tras el miércoles negro que amenazó a toda la eurozona. También las obligaciones de deuda italiana a diez años, que habían superado esta semana el insostenible nivel de 7%, se situaban por debajo del 6,5%, alejando la posibilidad de un necesario rescate.

Por su parte la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, elogió este sábado “el progreso significativo” político logrado por Italia, tal como ocurrió en Grecia, donde otro economista asumió el gobierno. “Nosotros sólo deseamos la estabilidad y claridad política en Italia y Grecia”, explicó la dirigente desde Japón.

“Conozco a Monti y lo respeto mucho. Es una persona con enormes calidades y con el que he tenido siempre un diálogo fructífero”, anticipó Lagarde. El optimismo de la comunidad internacional podría ensombrecerse cuando el nuevo gobierno tenga que aplicar el impopular plan, que reforma entre otros el sistema de jubilaciones, para reducir la colosal deuda pública.

ROMA (AFP)



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com