contador de visitas
Síguenos

América Latina

Honduras roza los 1.000 muertos por COVID-19 y supera los 35.000 contagiados

Publicado

el

7a5a5ab948f0af4781759d3cfacf913e3c75a371w 1

Las muertes por COVID-19 en Honduras aumentaron este lunes a 998, mientras que los contagiados con la enfermedad alcanzaron los 35.345 en poco más de cuatro meses de pandemia, informó el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El organismo sumó a sus estadísticas 53 nuevos fallecimientos, con los que la cifra ascendió a 998.

De 1.951 pruebas de laboratorio PCR confirmadas, el Sinager registró 734 casos que dieron positivo, lo que elevó la suma de contagiados a 35.345.

A la cabeza del epicentro de la pandemia sigue el departamento de Cortés, en el norte del país, y el de mayor desarrollo comercial, industrial y económico, que sumó a su lista 258 nuevos contagios.

En el orden le sigue el departamento de Francisco Morazán, región central de Honduras, donde se localiza Tegucigalpa, la capital, que registró 175.

Otros departamentos con alta incidencia de casos de contagios con COVID-19 en las últimas pruebas verificadas por el Sinager, que son de diferentes fechas, son Olancho, que sumó 44; Valle, 41; Gracias a Dios, 30, e Intibucá, 24.

En lo que respeta a pacientes hospitalizados, la cifra llegó a 1.616, de los que 1.050 presentan un cuadro estable, 507 están graves y 59 en unidades de cuidados intensivos.

Los nuevos casos de pacientes recuperados hoy sumaron 239, para un total de 4.144 desde marzo.

La tasa de letalidad, según los registros del Sinager, es de 2,79 por ciento.

REGIONES POSTERGADAS CLAMAN POR AYUDA

A medida que avanza la pandemia, cada vez con más contagios y muertos, también crece el temor, principalmente en las zonas más remotas de Honduras, como el pantanoso departamento de Gracias a Dios, frente al Caribe, al este, limítrofe con Nicaragua.

A Gracias a Dios, poblado por grupos étnicos como los misquitos, zumos y ramas, solamente se puede acceder por vía aérea, río o mar, y es el menos poblado, con unos 100.000 habitantes, de los 9,3 millones que tiene el país.

En esta región, una de las más empobrecidas de Honduras, el escaso personal médico que tiene en municipios como Puerto Lempira, el más importante, y Brus Laguna, ha venido exigiendo ayuda para enfrentar la pandemia, a lo que el Gobierno respondió hoy enviando una misión encabezada por la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores.

La alta funcionaria dijo a los periodistas que hoy se llevó «medicamentos y un fondo aprobado de 20 millones de lempiras (unos 800.000 dólares) para que la comunidad lo administre con la veeduría social y que hagan compras para abastecerse de las necesidades sanitarias que viven en la zona».

Sin embargo, entre los habitantes de Puerto Lempira hubo quienes señalaron que la región necesita que se les lleve directamente lo que requieren, porque el dinero puede servirles para otras cosas, como mejoras físicas de un hospital o centros de salud, pero no para comprar mascarillas, medicinas u otros requerimientos sanitarios, porque ahí nadie vende eso, solamente en las ciudades importantes del país.

La ministra de Salud señaló que hace falta hacer una intervención completa, pendiente para una segunda visita, que incluirá un equipo de epidemiología para hacer un análisis de la situación y luego trabajar con más apoyo en la zona.

EFE

Publicidad
Comments
Publicidad

Medellín

Publicidad