Síguenos

Internacional

Guaidó dice que Maduro busca «ganar tiempo» con el nuevo diálogo político

Publicado

el

Guaidó dice que Maduro busca "ganar tiempo" con el nuevo diálogo político

Juan Guaidó dijo este viernes que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro busca «ganar tiempo» con el nuevo mecanismo de diálogo político que instaló ayer el Parlamento, un poder que controla con abrumadora mayoría el chavismo gobernante.

«¿Qué va a hacer la dictadura (de Maduro)? Va a tratar de convertir una negociación o una mediación en un fin en sí mismo, y no lo es, (un diálogo) es un mecanismo para lograr una solución», dijo Guaidó.

«Es un falso dilema», añadió sobre las acusaciones del Gobierno venezolano a la oposición por su presunto rechazo a una negociación.

«Negociación o no negociación como mecanismo de utilización del concepto para ganar tiempo. No, hoy el dilema en Venezuela es democracia contra dictadura, libertad contra opresión», aseveró el líder opositor.

El jueves, el Parlamento de Venezuela, instaló una Comisión Especial para el Diálogo, la Reconciliación y la Paz que tiene como misión «escuchar a todas y a todos», según anunció ayer el presidente del Legislativo, Jorge Rodríguez.

Esta comisión fue declarada en emergencia permanente con el objetivo de que empiece a actuar pronto y realice un «trabajo intenso» en beneficio del país, que mantiene indicadores económicos de país en guerra, como una inflación de cuatro dígitos y una devaluación monetaria que cerró 2020 en un 95,30 %.

Sin embargo, no se conoció la agenda del grupo y tampoco se informó si Guaidó será invitado a la mesa de negociaciones

Guaidó, que este viernes no hizo ninguna alusión directa a este mecanismo de negociación en concreto, tampoco aclaró si rechazaría una eventual invitación a un nuevo diálogo, aunque en repetidas ocasiones, a lo largo del año 2020, mostró su rechazo a sentarse a negociar con miembros del Gobierno o del chavismo.

Pero el opositor sí insistió en que el país caribeño precisa de «elecciones justas» para salir del atolladero político y económico en el que entró hace más de un lustro, aunque no adelantó cuál sería su hoja de ruta para forzar la celebración de nuevos comicios.

Publicidad