Síguenos

América Latina

El Ministro de Salud paraguayo ve «indicadores bastante inquietantes» de COVID

Publicado

el

4ec0a367ca8c078031f8ae26194cee18662ce08dw
El ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, señaló este viernes que existen «indicadores bastante inquietantes» en el avance del coronavirus en el país, con 27 muertes y unos 1.900 positivos, algo que se tendrá en cuenta a la hora de evaluar el paso a la fase 4 de la cuarentena.

Las autoridades sanitarias, junto con miembros de otras carteras, evaluarán este viernes el cambio de fase, después de que el Gobierno prorrogara hace unas semanas la fase 3 hasta el 19 de julio, tras el pico de contagios observado a finales de junio.

«Debo ser muy franco. Tenemos indicadores bastante inquietantes, tanto en Alto Paraná (frontera con Brasil), como en Central y Capital. Tenemos que valorar varios tipos de cosas, porque no se trata de avanzar simplemente por hacerlo», explicó el ministro durante una visita a Ciudad del Este.

Mazzoleni reconoció que existen «intereses legítimos» de algunos sectores que piden el avance a la fase 4, pero recordó que se tiene que mirar por «el bien superior» y las consecuencias a largo plazo de aumentar el relajamiento de las restricciones.

También expresó su preocupación por el aumento de los casos comunitarios y de los positivos «sin nexo», que se corresponden con personas que no admiten haber estado en un evento social o que han estado en contacto con otros que no han tenido «el cuidado pertinente».

El titular de la cartera sanitaria insistió en que, al margen de la fase, la sociedad debe seguir aferrada a las medidas sanitarias, el uso de mascarilla, lavado de manos y distancia social, e incorporarlo como un «modo seguro de vivir».

Paraguay ha registrado 3.342 contagios de coronavirus desde el pasado 7 de marzo, cuando se confirmó el primer caso en el país.

De esos 3.342, 1.936 se mantienen activos, mientras que 1.397 se han recuperado y 27 han fallecido.

Poco después de confirmarse ese primer caso, el Ejecutivo paraguayo decretó una cuarentena parcial, que endureció pocos días después con una cuarentena total y un cierre de fronteras para evitar la propagación del virus en el país.

EFE
Publicidad
Comments