Por -

Desarticulan en Madrid “oficina de cobros” de sicarios colombianos

Golpe a una “oficina” de sicarios colombianos cuando acababan de recibir un arsenal de armas para cometer asesinatos selectivos; 7 personas localizadas y arrestadas en Madrid por la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Madrid una “oficina de cobros” de sicarios colombianos que acababa de recibir un arsenal de armas para cometer asesinatos selectivos. Los siete integrantes de la organización han sido detenidos y el Grupo Especial de Operaciones ha interceptado en Leganés una furgoneta de alquiler que transportaba 1 lanzagranadas antitanque, detonadores, 5 fusiles y pistolas con silenciador, 1 rifle con mira telescópica, 1 revólver y 2 escopetas, así como una sustancia compacta que está siendo analizada para determinar si se trata de material explosivo.

Pretendían actuar como satélites en España de los carteles de la droga, realizando ajustes de cuentas derivados del impago de las deudas del narcotráfico que culminarían en secuestros, lesiones y homicidios. Los sicarios arrestados se referían a cometer un asesinato como “enviarle flores” a alguien, acto por el que podrían recibir hasta el 50% de la cantidad adeudada por la víctima.

Cerca de 16 meses de investigaciones, con la colaboración de la Policía de Colombia y de la DEA estadounidense, han permitido a los agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado localizar parte de la sede en España de esta “oficina de cobros” colombiana. Expertos sicarios, en algunos casos provenientes de las Autodefensas Unidas de Colombia, eran dirigidos por un “patrón” desde un establecimiento comercial regentado por ciudadanos colombianos en la localidad de Leganés (Madrid).

Utilizaban este local abierto al público como tapadera para el desarrollo de sus actividades y como punto de encuentro de los integrantes del grupo. Allí también acudían miembros de otras organizaciones criminales interesados en realizar un ajuste de cuentas, trabajo por el que la “oficina” se embolsaría hasta el 50 por ciento de la cantidad adeudada.

Cooperación policial internacional

En la actualidad, el “patrón” se encontraba inmerso en una guerra en Colombia contra otra “oficina de cobros”, responsable del asesinato de su hermano. Desde Madrid daba instrucciones a las personas pertenecientes a su organización criminal en Colombia, para que realizaran labores de inteligencia y vigilancia sobre personas vinculadas con el grupo rival.

El “patrón” llegó incluso a ordenar el asesinato de una ciudadana colombiana en Santiago de Cali y el ametrallamiento de la vivienda de un narcotraficante por una deuda de drogas, por lo que los investigadores españoles contactaron con las autoridades colombianas para proceder al esclarecimiento de estos hechos.

Actividades en España

Paralelamente a la guerra en Colombia, la “oficina” aceptó el encargo de cobrar una deuda derivada del narcotráfico a un ciudadano español. El objetivo, que había cumplido condena por delitos de tráfico de drogas, se hallaba en régimen abierto en un centro penitenciario de Madrid.

Ante la negativa a pagar, los sicarios desarrollaban labores de inteligencia para localizar a la hermana del deudor y realizar el cobro sobre ella. Llegaron incluso a manifestar que, en caso de no pagar, atentarían también contra el propio deudor, a lo que se referían eufemísticamente como “enviarle flores”.

Otra de las funciones de la “oficina” era alimentar la incipiente alianza con un supuesto integrante de un cartel mexicano, a quien entregarían diversas armas de fuego que recibirían en breve para cometer varios ajustes de cuentas, principalmente en la provincia de Valencia.

Por tal motivo y al confirmar el envío del arsenal procedente de un cobro, los investigadores establecieron un operativo en la localidad de Leganés. A pesar de las medidas de seguridad adoptadas por los investigados, los agentes lograron localizar una furgoneta comercial alquilada por el grupo de sicarios.

Varios integrantes del Grupo Especial de Operaciones y de la Brigada Central de Crimen Organizado de la Comisaría General de Policía Judicial han interceptado la furgoneta y detenido a los miembros del grupo de sicarios. En total 7 personas han sido arrestadas, entre ellos el “patrón” de la oficina y su lugarteniente, sobre quien pesaba una orden internacional de detención dictada por Colombia por asesinato.

Ataviados como agentes

La furgoneta transportaba un completo arsenal de armas de fuego: 1 fusil de asalto, 2 fusiles Kaláshnikov con silenciador, 2 pistolas con silenciador, un revólver 357 Mágnum, 2 escopetas, 1 rifle con mira telescópica, detonadores eléctricos y un lanzagranadas antitanque, así como uniformes de policía, lanza destellos y material de uso policial.

Además se ha intervenido una sustancia compacta que está siendo analizada por especialistas de Policía Científica para determinar si se trata de material explosivo.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com