Por -

David Cameron liderando al Partido Conservador ganó las elecciones en Gran Bretaña.

El líder del Partido Conservador británico, David Cameron, llega a votar a un colegio electoral en Witney, Oxfordshire (Reino Unido), hoy, 6 de mayo de 2010. Cameron, a quien las encuestas sitúan como posible vencedor en las elecciones que se celebran hoy en el Reino Unido, fue el primero de los tres principales políticos en votar. EFE/Andy Rain

Un sondeo a boca de urna publicado tras el cierre de las elecciones británicas sugirió el jueves que los conservadores de oposición resultarán como el mayor partido, pero no lograrán tener la mayoría del Parlamento.   El sondeo, que consultó a unas 20.000 personas de un total de cerca de 45 millones de ciudadanos británicos, sugirió que el Reino Unido va camino a su primera elección sin resultados concluyentes, o a un Parlamento sin mayoría, desde 1974.

Esto probablemente mantendrá los mercados bajo presión debido a las complejas negociaciones para decidir quién debería dirigir el Gobierno.   El sondeo sugirió que los conservadores de centro derecha podrían ganar 307 escaños contra 255 de los laboristas en la Cámara de los Comunes, ambos alejados de los 326 que se necesitan para tener la mayoría.

Las cifras le entregaron a los liberales demócratas, de quienes se esperaba una fuerte actuación, 59 escaños, una baja sorpresiva de cuatro cupos respecto a su actual representación en el Parlamento.   El saliente primer ministro, Gordon Brown, tendrá la primera opción de intentar formar un Gobierno bajo las normas que rigen un Parlamento sin mayoría, pero los analistas dijeron que el escenario más probable era un Gobierno de la minoría conservadora liderado por David Cameron.

“(Llevará) casi ciertamente a un Gobierno de minoría encabezado por Cameron. Cameron intentará obtener programas de política en ejercicio, demostrar su competencia y luego llamar a una segunda elección este otoño o próxima primavera”, dijo Mark Wickham-Jones, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Bristol. Sin embargo, los laboristas de centro izquierda, en el Gobierno desde 1997, aclararon que no renunciarían al poder fácilmente.   “Las normas dicen que si hay un Parlamento sin mayoría, no es el partido con el mayor número de escaños el que va primero, es el Gobierno en ejercicio”, dijo el Secretario de Negocios Peter Mandelson.

Televisión primero

El próximo Gobierno tendrá que lidiar con un déficit presupuestario récord que supera el 11 por ciento de la producción nacional y con demandas de reformas políticas tras un escándalo sobre los gastos parlamentarios el año pasado que dejó a los británicos disgustados con los legisladores. Los mercados esperaban un resultado claro y temen que un estancamiento pueda llevar a una parálisis política, entorpeciendo los esfuerzos para enfrentar la creciente deuda de la nación y asegurar la recuperación de la peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial.   Una serie de tres debates televisivos al estilo estadounidense entre líderes, el primero de la política británica, energizó la campaña y motivó la concurrencia a las urnas.

El líder conservador Cameron vio caer su ventaja en las encuestas desde comienzos de año, con los votantes aparentemente reacios a adoptar el llamado a un cambio luego de 13 años de Gobierno laborista. Brown, quien asumió a medio mandato de Tony Blair en el 2007, disfrutó una breve luna de miel en las encuestas, pero los efectos de una severa recesión y una guerra cada vez más sangrienta en Afganistán le restaron apoyo a él y su partido laborista.

La ecuación de las elecciones se había vuelto más compleja por un aparente aumento en el apoyo a los liberales demócratas de centro, energizados por un sólido desempeño en los debates televisivos de su líder Nick Clegg, quien comparte con Cameron una relativa juventud -ambos tienen 43 años- y afabilidad.

Reducciones en camino

La libra esterlina sufrió su mayor caída de un día desde octubre pasado el jueves mientras los mercados esperaban el resultado de las elecciones y mostraron preocupación por un resultado poco concluyente.   Se elevó contra el dólar mientras el sondeo apuntaba a los conservadores emergiendo como el mayor partido, pero entonces volvió a caer en pocos minutos. Los conservadores han prometido reducir el déficit de forma más rápida y con más rigor que los laboristas y lograr 6.000 millones de libras (9.000 millones de dólares) en ahorros por eficiencia en el año actual.

Los laboristas han advertido a los votantes que esto podría costar empleos y poner en peligro la recuperación, pero analistas independientes dicen que las cifras son pequeñas comparadas con una previsión de déficit de 163.000 millones de libras (252.000 millones de dólares) para este año. Grupos de analistas independientes han acusado a todas las partes de no ser abiertas con los votantes sobre la escala de las reducciones que serán necesarias para restablecer las finanzas públicas.

Los sondeos a boca de urna de las últimas tres elecciones predijeron de forma correcta los resultados, pero no siempre han sido acertados. Los sondeos a boca de urna en 1992 apuntaron a un Parlamento sin mayoría, pero los conservadores terminaron ganando la mayoría.



Deja tu comentario

Te puede interesar


Suscríbete a nuestros boletines

Recibe todos los días las noticias más relevantes de Minuto30.com

Instala nuestras Apps

Todas las noticias de Minuto30 en tu bolsillo
  • Minuto30 para Android
  • Minuto30 Play para Android
  • Minuto30 Play para iOS
  • Síguenos en las redes

    Minuto30.com
  • Minuto30 S.A.S - Copyright © 2020 | Superintendencia de Industria y Comercio - Nit: 900604924-8 | Medellín - Antioquia, Colombia | info@minuto30.com