in

Incombustible Pepe

De momento, su Portugal está en cuartos de final y tiene por delante el próximo sábado un partido contra Marruecos.

pepe inagotable
EFE/EPA/Rolex dela Pena

Doha, 7 dic (EFE).- Pepe se convirtió frente a Suiza, con su testarazo en el minuto 33 de partido, en el jugador de más edad en marcar en unas eliminatorias de un Mundial, un dato que enaltece una carrera de 20 años como profesional y en su final, aunque lejos del ocaso en cuanto a rendimiento, persigue el único gran título que le falta: el Mundial.

De momento, su Portugal está en cuartos de final y tiene por delante el próximo sábado un partido contra Marruecos que, antes de Qatar 2022, se podía antojar sencillo, pero que los de Walid Regragui ya han demostrado que nada de eso. Eliminaron a España en los penaltis y no se ponen techo.

Eso sí, los lusos llegan con la moral por las nubes. La goleada por 6-1 contra Suiza les hace postularse como candidatos, con Francia asomando en el horizonte, aunque antes tendrá que ganar ésta a Inglaterra. Nada es fácil en unos cuartos de un Mundial, por lo que el propio Pepe quiso rebajar la euforia.

«No digo que ahora seamos más candidatos. Nos quedan tres finales más, un partido ya complicado contra Marruecos. Tenemos que estar a la altura de este partido, que nos va a exigir mucho”, dijo tras el encuentro.

Un partido en el que hizo historia. A sus 39 años y 283 días, rompió el récord que ostentaba el camerunés Roger Milla, cuando anotó en Italia 1990 con 38 años y 34 días, en un partido frente a Colombia. Hasta la fecha era el jugador de más edad en marcar en unas eliminatorias del Mundial. Una clasificación en la que, curiosamente, lidera y cierra el top-10.

Pepe se hizo con él y demostró que la edad es solo un número mientras persigue el último gran reto de su carrera deportiva. Un sueño de levantar la Copa del Mundo que estuvo cerca de frustrarse.

“Cuando me lesioné (en una rodilla) no podía dormir, para ser honesto. Quería estar recuperado lo más rápidamente posible para poder jugar otro Mundial”, comentó.

Un contratiempo que llegó en octubre, pero que no le impidió estar en la cita en Catar, consciente de que era su última oportunidad de jugar un Mundial.

“Agradezco a la Federación y a mi club, a los extraordinarios servicios médicos, para que no solo yo con 39 años, sino todos podamos recuperarnos lo más rápido posible. Quiero agradecer a los profesionales que no aparecen diariamente, pero están ahí para dar su contribución y ayudar al jugador», ponderó en su primera rueda de prensa en Doha.

Pepe llegó a Catar como el segundo futbolista más veterano de los 832 convocados, solo por detrás del portero mexicano Alfredo Talavera -40 Años y 60 días antes de empezar el Mundial-, que no llegó a debutar.

Y Pepe tardó en hacerlo. En el estreno de Portugal fue suplente, pero la lesión de Danilo Pereira le abrió las puertas. Y no lo desaprovechó. Rápido al corte, contundente y fuerte en el juego aéreo, sus virtudes siguen intactas. Y, contra Suiza, ejerció de capitán en los 72 minutos que no jugó Cristiano Ronaldo.

Su gol, en una jugada ensayada dibujada para él, encarriló un partido que acabó en goleada. Y es que el central, según datos de BeSoccer, es casi un seguro para los suyos. Pepe ha marcado ocho tantos con Portugal y solo una vez ha salido derrotada en esos partidos. Una estadística histórica en la que solo Luis Figo, Pauleta, Bruno Fernandes, Bruno Alves, Hugo Almeida, André Silva y Bernardo Silva cuentan con un 0% de porcentaje de derrotas.

La celebración efusiva demostró sus ganas y una liberación por poder seguir formando parte, 15 años y 132 partidos después, del equipo de su país.

Una Portugal que persigue su primer Mundial. Ya rompió el techo de cristal ganando la Eurocopa de 2016, su primer gran título, en la que Pepe fue el mejor de los suyos, y tres años más tarde se hizo con la primera edición de la Liga de Naciones.

Ahora, seis años después de hacerse con el título europeo, Pepe se erige como un líder en una selección en la que once jugadores tienen 25 años o menos. Es más, antes de empezar el torneo, su edad media era de 26,85 años. Una nueva generación que asoma, con Gonçalo Ramos como última gran irrupción, en la que Pepe aún tiene mucho que decir.

– ‘TOP 10’ Jugadores más veteranos en marcar gol en eliminatorias de un Mundial:

Pepe (Portugal): 39 años y 283 días.

Roger Milla (Camerún): 38 años y 34 días.

Gunnar Gren (Suecia): 37 años y 236 días.

Obdulio Varela (Uruguay): 36 años y 279 días.

Olivier Giroud (Francia): 36 años y 65 días.

Miroslav Klose (Alemania): 36 años y 29 días.

Nils Liedholm (Suecia): 35 años y 264 días.

Lionel Messi (Argentina): 35 años y 162 días.

Giovanni Van Bronckhorst (Países Bajos): 35 años y 151 días.

Pepe (Portugal): 35 años y 124 días.

Aquí más Noticias de Qatar 2022

Dale click a "Me gusta esta página"


Google Noticias