Fuerzas Militares crearon estrategia contra la tala indiscriminada y la minería ilegal en los Llanos 

Foto: Ejército Nacional.
Foto: Ejército Nacional.

En el desarrollo de la Operación ‘Artemisa’, la Gobernación del Meta, el Ejército Nacional, la Fuerza Aérea, la Policía, la Fiscalía General de la Nación y Cormacarena, ha sido posible liderar estrategias y acciones en contra de la tala indiscriminada y la minería ilegal.

Mediante información de inteligencia militar, las autoridades llegaron hasta el municipio de Mapiripán, donde lograron identificar y ubicar dragas utilizadas para la extracción de minería ilegal, cuatro zonas de aprovechamiento forestal sin los permisos correspondientes, con afectación a especies nativas de bosques primarios, un laboratorio para la producción de pasta base de coca y se erradicó una hectárea de mata de hoja de coca, pertenecientes al Grupo Armado Organizado Residual Estructura Primera.

Tropas de la Séptima Brigada, técnicos del CTI, funcionarios de Cormacarena hallaron dos dragas con capacidad para siete personas, con sistema eléctrico, equipadas para la extracción de oro ilegal, avaluadas en 60 millones de pesos, así mismo, ubicaron cuatro zonas de aprovechamiento forestal, que contenían nueve individuos arbóreos correspondientes a ocho cedros y un achapo de 60 metros de altura y 100 centímetros de diámetro aproximadamente, utilizados al parecer para la elaboración de dragas caseras.

En el mismo lugar, se ubicó un laboratorio para el procesamiento de pasta base de coca, elaborado en madera y láminas de zinc, que contenían 100 kilogramos de coca picada,110 galones de base de coca en proceso y 88 galones de ACPM, con una capacidad de producción semanal de 25 kilogramos de pasta base de coca, avaluado en 5 millones de pesos.

El material fue puesto a disposición de la Fiscalía Especializada de Derechos Humanos y la Protección del Medio Ambiente No.19 para su judicialización y posterior destrucción. La Burbuja ambiental, en un esfuerzo interinstitucional, ha avanzado contrarrestando los fenómenos de criminalidad en contra de los delitos contra el medio ambiente y los recursos naturales en la Orinoquía y Amazonía colombiana.